En el marco del Día Nacional de Preparación y Respuesta a Emergencias Químicas, la empresa BASF Sitio Puebla realizó por sexto año consecutivo un macrosimulacro.

La situación consistió en que tras el trasvase de diisobutileno un error género una fuga que provocó que seis empleados resultaran intoxicados, uno de ellos de gravedad.

Al ser un químico altamente flamable derivó en el incendio de la pipa que se extendió a una fosa contigua.

Tanto la empresa con sus protocolos de seguridad como las autoridades de emergencia municipal, estatal y militar coordinaron acciones para controlar la situación.

Dicho simulacro se realiza en coordinación con la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), instancia que entregó certificación a la empresa como Industria Limpia.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre