Con un proyecto que ha puesto en circulación apenas hace tres meses, llega Bad Hombre con “Ponme loco”, primer sencillo de un álbum que ya maquila, del que ya cuenta con cinco temas inéditos de diez y una colaboración con Randy de Molotov. El sello de un reguetón hecho en México, es lo que pretende impulsar.

El cantante de 26 años, subió a YouTube el video correspondiente a su primer sencillo promocional hace dos meses, sumando a la fechas más de 21 mil vistas. Mientras que en Spotify lleva alrededor de 40 mil reproducciones, descubriendo que ciudades como Madrid y Chicago, que aún no ha visitado, se metieron entre las que más han escuchado la canción.

“La escribí porque un día conocí a una chica en una fiesta, pero yo no sabía que se tenía que ir al siguiente día a su ciudad, entonces sólo pude estar con ella esa noche y la canción habla de ese sentimiento que te provoca alguien que te gusta, que quieres besar, con quien deseas echar fiesta e irte a la playa y a la vez, de disfrutar la vida, el aquí y ahora, cada momento”.

Así lo describió Carlos Figueroa, como el nombre real del cantante, en una visita a esta casa editorial. Considerando que el género está abarcado por sudamericanos, comentó que desea marcar un estilo mexicano de reguetón, ponerle su voz y esencia, con influencias de pop, R&B y soul.

Por ejemplo, a un tema llamado “Error”, tuvo la idea de meterle acordeón norteño y guitarrón en vez de bajo, “estamos haciendo locuras en el estudio”. “Pecado” y “Te extraño” son otros títulos que irán en la placa discográfica que planea tener lista a principios de 2018.

En el momento adecuado

Con gusto por la música desde que era niño gracias a que su abuelo escuchaba mucho a Pedro Infante y Javier Solís, y por quien más tarde conoció a Michael Jackson por medio de un acetato de “Thriller”, a los 15 años empezó a tocar la guitarra y las cosas se fueron dando.

“Creo que si bien nunca vamos a estar cien por ciento preparados, hoy me siento listo, sobre todo con la madurez musical, porque encontrar un estilo propio es muy difícil, hay mucha gente que hace reguetón, que hace pop, entonces hay que tener muy claro este sello y creo que hoy tengo el discurso correcto para contarlo”.
Bad Hombre, un reguetonero con un sello muy mexicano
FOTO: Daniela Portillo

Este discurso plasmado en cada canción, lo impulsará con las redes sociales y diferentes plataformas digitales, pero nunca perdiendo de vista su objetivo, que es la música, “paso un montón de tiempo en Facebook, en Instagram, pero saber usarlo para dar a conocer tu música requiere otras formas, otras estrategias y estoy aprendiendo, el contacto con la gente siempre me ha gustado, así que soy yo el que maneja mis redes”, dijo.

Monterrey, León, Aguascalientes, Guadalajara, Puebla y Veracruz, son los lugares que comprenden una primera etapa de promoción, mientras sigue presentando su show en diferentes bares y antros. “El plan es seguir haciendo música y esperar a que la gente se conecte con el proyecto”. Aquí en Puebla estaría el jueves en Barezzito a partir de las 23:00 horas.

“No importa lo de afuera, importa de qué estás hecho”

Con más de 40 tatuajes en su cuerpo, Bad Hombre sabe que muchas personas que lo ven, “piensan que los voy a asaltar” y aunque él creció en un barrio difícil de la Ciudad de México, sabe que hay gente de traje, peinada de lado y con una apariencia diferente, que hace más cosas malas, a diferencia de otra gente con esta onda de tatuajes, que son las mejores personas.

“Si puedo dar un mensaje, es que no importa como luzcas, no importa como seas afuera, lo importante es de qué estás lleno y qué tienes que decir. Obviamente me encantan los tatuajes y me gusta mucho la ropa, es parte de mí, así vivo todos los días y si a alguien le gusta esta onda, bienvenido, pero a los que juzgan y critican este look, ese es el mensaje”.
Entre todos sus tatuajes, compartió que hay dos muy especiales que significan mucho, uno es el nombre de su abuela y otro una llave, “porque de niño le temía mucho a la oscuridad y no podía dormir, ella me decía ‘si tienes miedo, ven a mi cuarto y yo duermo con la luz prendida y duermes conmigo, te dejo mi llave aquí colgada’. Entonces es como su protección y cuidado de siempre”.

Además, concluyó, su nombre artístico lo tomó de una marca de tinta más, que tiene en su antebrazo derecho, “Bad”, y lo complemento cuando hace dos meses escuchó a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, decir “no quiero más bad hombres aquí”. Así que el resultado, “Bad Hombre”, fue primero por enojo y luego como una forma de protesta por ese racismo.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre