En nuestro Estado existen dos pulmones importantes, uno es el cerro de Amalucan, que se ubica dentro de la zona centro del Municipio de Puebla y el otro es el cerro Zapotecas, cerro de origen volcánico ubicado en San Pedro Cholula.

Pulmones que fueron protegidos por Decreto del Ejecutivo publicado el 8 de abril de 1994 en el Periódico Oficial del Estado de Puebla, en el cual se emitió la Declaratoria de Reservas, Destinos y Usos de Predios y Áreas Territoriales del Programa Regional de Ordenamiento Territorial de la Zona Centro – Poniente del Estado de Puebla; decreto que declara como reserva ecológica al cerro de Amalucan y como área naturalmente protegida con carácter estatal al cerro Zapotecas.

No obstante, el decreto del Ejecutivo de abril de 1994 en el que considera al cerro de Amalucan como reserva ecológica, por muchas décadas las políticas públicas se olvidaron de este importante pulmón de la ciudad; lo que ocasionó, inseguridad para las personas que hacen ejercicio en el o simplemente lo transitan; la tala de árboles sin permiso, lo que originó que algunas organización de la sociedad civil se constituyeran para sembrar árboles; el cambio de uso de suelo constante por parte de las autoridades para autorizar la construcción de unidades habitacionales, que en la actualidad rodean el cerro.

Recientemente, el subsecretario de Obra Pública y Comunicaciones, de la Secretaria de Infraestructura Movilidad y Transporte del Gobierno del Estado, anunció que se contempla la construcción de un parque urbano en el cerro de Amalucan, el cual prevé la construcción de canchas deportivas, foro al aire libre, estacionamiento, pistas para bicicleta, lagos artificiales, y que en una segunda etapa estaría equipado con restaurantes.

Lo que pone en evidencia la inminente construcción de infraestructura, la tala de árboles, modificación de condiciones topográficas, ecológicas, y de paisaje, entre otras modificaciones, en una reserva ecológica considerada uno de los pulmones más importantes de la ciudad.

Por lo que hace al cerro Zapotecas, pese al decreto del Ejecutivo de abril de 1994, que lo declara como zona naturalmente protegida, el mismo fue abandonado por décadas, pues no fue hasta hace poco y después de que organizaciones civiles denunciaron la intención de los dueños de construir un tipo ecoturístico y residencial en este lugar, que se realizaron tareas de reforestación.

Lo anterior pone en evidencia que en ambos casos se pretende realizar una serie de cambios a las áreas protegidas, no obstante que, de acuerdo con la legislación ambiental estatal vigente, las Áreas Naturalmente Protegidas son las zonas naturales dentro del territorio de jurisdicción del Estado en donde los ambientes requieren ser conservados, preservados, restaurados o aprovechados en forma sustentable debido a su importancia biótica o abiótica.

Por ello, esta semana presente en el Congreso del Estado, un Exhorto al Gobernador del Estado y a los Ayuntamientos del Municipio de Puebla y de San Pedro Cholula, para que atendiendo a sus competencias realicen las acciones tendientes a conservar las condiciones topográficas, ecológicas, y de paisaje, en los cerros de Amalucan y Zapotecas.

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre