Abruma el tema de la inseguridad. Hombres y mujeres se quejan en cada Estado.  Escucho en  Puebla, en clamor popular. Pido el  mapa de la república mexicana y pregunto_-Díganme en qué Estado hay seguridad. Tan pocos, que para sumarlos me sobran dedos de una mano. Se impone preguntar. Cuándo y con quién empezó esta pesadilla? Barajan nombres de Presidentes. Coinciden en que Zedillo fue el último Presidente que dejó tranquilo el país. Con Fox empezaron alternancia y calamidades. Felipe Calderón metió al Ejército en la aventura y así  nos fue con los  militares. Hoy se refuerzan con marinos y todos juntos ven crecer la delincuencia. Hasta en las capitales, sin que se salve la ciudad de México. Tláhuac fue escenario de la guerra de balazos, con la  muerte de El Ojos, hampón despedido como héroe por grupos que lo idolatran  y lloran  su muerte. La crítica señala que el Delegado de Tláhuac  es  ilocalizable. Justifico su ausencia. No se vale escuchar preguntas necias, incómodas. La pregunta la repiten. ¿Con quién empezó este infierno? SI en Tláhuac adoran a El Ojos,  el delincuente es un héroe y la autoridad el villano de la película.

EL GRITO DE LA GENTE ¡basta de inseguridad! seguirá recorriendo el país. A ver hasta cuando…

Y que siga el reparto de culpas. Es el juguete de moda.

 

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre