Como parte de las acciones tendientes a evitar el paso de personas dedicadas a la transportación de combustible robado, el Ayuntamiento de Santiago Miahuatlán, detectó y cerró ocho caminos “clandestinos” que conectaban al municipio con la autopista Cuacnopalan-Tehuacán.
 
El presidente municipal, Luis Alberto Flores Rodríguez, explicó que luego de un recorrido realizado por dicha vía de comunicación, en compañía del titular de la Policía Federal (PF) con destacamento en Tehuacán, se acordó que la Comuna haría zanjas y bordos a un lado de las parcelas y al costado derecho de la carretera, lo cual se cumplió en tiempo y forma, a fin de que los maleantes no sigan teniendo acceso libre por las brechas creadas.
 También, dijo que a la altura del patio de maniobras “El Carnero” se halló una entrada muy amplia que se veía que era muy transitada y tenía acceso rápido a la carretera pavimentada, por lo que representaba un riesgo.
 
El alcalde afirmó que la apertura de caminos no convencionales era constante y aunque de orma inmediata se tomaban medidas, últimamente se notó una marcada reincidencia, por lo que se pidió el apoyo de la PF y de Caminos y Puentes Federales (Capufe), instancias que se comprometieron a reforzar los tramos críticos  con malla o alambre de púas y gestionar la colocación de barras metálicas de protección, todo con el afán de garantizar la seguridad y tranquilidad de los pobladores.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre