La operación por la triple fractura malar que presentó el arquero de Lobos BUAP, Lucero Álvarez fue un éxito y se mantendrá bajo observación mientras se lleva a cabo este tratamiento y se espera que de 10 a 12 semanas pueda estar estable el jugador universitario.

Este jueves, en rueda de prensa, Francisco Marván, jefe de los servicios médicos del club poblano, dio a conocer que desde el punto de vista oftalmológico se encuentra bien y la cirugía permitió reconstruir el daño registrado por el fuerte choque que recibió ante los Gallos Blancos de Querétaro.

La intervención quirúrgica tuvo una duración de dos horas y 45 minutos y  estuvo a cargo de José Botello Quiroz se encontró la fractura múltiple de los huesos del globo ocular y uno de estos huesos, se encontraba cercana al globo ocular y no hubo mayor problema y a tiempo se pudo resolver la situación.

Desde la primera semana se dará seguimiento al arquero universitario, que se mantendrá bajo proceso médico a fin de que exista una mayor celeridad en su recuperación y con ello se evitarán riesgos posteriores.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre