En breve se decidirá quién representa el perfil más idóneo del panismo poblano para   pelear por la alcaldía de Puebla, sustituyendo a Luis Banck Serrato.

El primer personaje es Mario Riestra Piña, actual secretario general del Ayuntamiento capitalino, quien ha demostrado capital político para competir e intentar retener la Presidencia Municipal.

Ha sido antes presidente del Congreso del Estado en la anterior legislatura y se ha consolidado como una figura joven pero con amplia experiencia, consecuencia del linaje familiar que siempre ha tenido influencia en la toma de decisiones desde diversas trincheras.

Riestra Piña ha logrado ganarse la simpatía de diversos sectores, gracias a su trabajo en la estructura municipal, llevando acciones de cercanía con la gente.

Forma parte del grupo morenovallista y al interior del panismo es visto con buenos ojos, aunque algunos críticos lo consideran inexperto para un cargo de gran relevancia.

Mario Riestra es de los pocos actores políticos poblanos quien se ha pronunciado a favor de un frente amplio opositor que podría replicarse en cada uno de los municipios del país.

Por otro lado, la segunda carta hacia la primera regiduría de Puebla capital es Jorge Aguilar Chedraui, quien cuenta también con una amplia trayectoria en la función pública.

Es ahora el presidente del Congreso de Puebla donde ha logrado sacar adelante importantes acuerdos en la consolidación de iniciativas antes del ex gobernador Rafael Moreno Valle y ahora del gobernador Tony Gali.

Es parte del grupo del primero pero no necesariamente mantiene una cercanía similar con el segundo.

Antes, Aguilar Chedraui fungió como secretario de salud y a pesar de ser cuestionado por supuesta malversación de fondos, el hoy diputado ha salido a aclararlas supuestas anomalías, que han quedado en visos de guerra sucia.

Jorge Aguilar tendrá que seguir trabajando en lograr los acuerdos necesarios con todos los grupos del panismo para lograr hacerse de la nominación.

Entre estos dos personajes resultará el candidato del PAN a la Alcaldía de Puebla.

***

No cabe duda que el 2018 está a la vuelta de la esquina y que los partidos políticos afinan sus estrategias para poder enfrentar el desafío que representa el mostrarse como una opción atractiva para el electorado considerando que la clase política vive un proceso de profundo desgaste.

El enemigo a vencer es Morena.

A pesar de toda la guerra sucia en contra de su líder moral y aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador, la aceptación y simpatía del electorado es mucha.

Aun cuando se trata de una fuerza política de reciente creación, ya ha ganado espacios importantes a lo largo del país y estuvo a nada de ganar la contienda en el estado de México teniendo como candidata a un perfil medianamente competitivo: Delfina Gómez.

De hecho, el partido tricolor, de no haber sido por sus partidos “satélites”, hubiera perdido la elección.

De tal forma que hoy, el PRI se prepara para enfrentar su asamblea nacional de cara al proceso electoral de julio próximo.

Lo hace modificando sus estatutos, haciendo algunos ajustes para que quede un traje a la medida que beneficie las aspiraciones de Enrique Peña Nieto y su gente cercana.

Más allá de las conclusiones que definan el rumbo del partido, las fracturas serán inminentes, debido que por un lado los operadores del presidente cabildean la eliminación de candados a candidatos (incluyendo al o la aspirante presidencial) y otros elementos de cambio, pero por otro lado, estas decisiones están generando grupos de confrontación.

Quiere decir que contrario al mensaje de unidad que quieren enviar, la realidad es que se corre el riesgo de que los grupos cupulares queden seriamente fracturados.

***

Seguramente en cuanto estas líneas están leyendo, estaremos conociendo los estragos que ocasionó el huracán Franklin en territorio poblano.

Esperemos que las autoridades atiendan a la población afectada y que no ocurra como hace un año en la Sierra Norte, donde se les prometió ayuda y quedaron olvidados con el paso de los meses, especialmente por el gobierno federal de donde depende el Fondo de Desastres Naturales.

Habrá que ver.

@AlbertoRuedaE

 

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre