En un partido para el bostezo, donde una vez más la escuadra franjiazul demostró sus carencias y falta de contundencia, el Club Puebla empató a un gol ante los Xolos de Tijuana, en actividad que abrió la jornada cuatro del Torneo Apertura 2017 de la Liga MX.

Las equivocaciones de la escuadra dirigida por Rafael “Chiquis” García fueron más notables en este cotejo, el nerviosismo del entrenador, así como algunos roces entre los jugadores provocaron que al final de los 90 minutos, los más de 7 mil aficionados que se dieron cita abuchearan a esta escuadra.

Ambos cuadros dejaron en claro que no les interesa el gol; apenas en el primer tiempo, los poblanos tuvieron un par de jugadas. Desde el arranque del cotejo, al minuto 8, Brayan Ángulo de pierna derecha impacto el balón y puso en predicamento a los fronterizos; al 10, Félix Micolta sacó riflazo sin dirección y quien se cansó de fallar fue Carlos Salom.

Corría el minuto 14 y se anula un gol camotero, en el rebote el asistente levantó la bandera e invalidó la jugada que había terminado en gol. El juego perdió ritmo.

El malestar de la afición fue la constante en este juego, ya que se registró una de las peores entradas en el Estadio Cuauhtémoc.

Ya en el segundo tiempo, al minuto 48, el Club Puebla abrió el marcador. Francisco Acuña ganó el esférico y mandó centro que remató sólo Christian Marrugo. Sin embargo, diez minutos después en un gran pase de Luis Chávez apareció Gustavo Bou para emparejar las acciones.

A partir del gol, Club Puebla perdió el rumbo y Tijuana intentó aprovechar con par de jugadas, que ya no trascendieron. Tijuana sumó su primera unidad en el torneo y la Franja su segunda. Poblanos y fronterizos volverán a verse las caras por la Copa MX el próximo martes.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre