Los actuales ayuntamientos ¿gobernarán? casi cinco años seguidos en nuestro estado, destruyendo para siempre la excusa absurda: “que no hicieron buenos gobiernos pues les faltó tiempo”.  Incluso vendieron la idea durante décadas de que con tres años, uno era para aprender, otro para trabajar, y el otro para entregar la sucesión.

Partiendo lógicamente de que hay que conocer todo el municipio palmo a palmo por haber ahí nacido, y recorrido fuera y dentro de campaña, las comunidades, secciones, rancherías, pueblos, villas y las colonias, incluyendo  la cabecera municipal; se obtuvo el conocimiento de su existencia en viajes aislados o sujetos a una programación; y habrá que volver a esos sitios cuantas veces sea necesario para conocer sus problemas escuchando a los vecinos. Ellos saben la solución sin necesidad de expertos ni de estudiosos.

Estas necesidades se clasifican prioritariamente y se ve cuáles son las que deben resolverse en forma inmediata, y las de largo y mediano plazo.

Como ya tenemos organizadas las necesidades y las soluciones, ahora vamos a crear un plan municipal de desarrollo integral,  donde  vaya incluido en forma amplia el concepto de seguridad pública.

Necesario por hoy en todas las poblaciones del estado, pues este problema de la seguridad pública día con día es más grave: Robos, asesinatos, asaltos, violaciones, fraudes y amenazas son cosa diaria.

Aquí el que actúa ejecutivamente es el Regidor de Gobernación, policía y tránsito obligado para convocar a todos los habitantes de todas las edades a formar comités de vigilancia y de prevención contra el delito.

Sobre todo en las poblaciones medianas, donde la ebriedad en los automovilistas, y la violencia ejercida por algunas bandas de emigrantes, se comportan como si estuvieran en New York o en Chicago.

El regidor debe entender que no es un empleado del ayuntamiento, sino un funcionario elegido por el pueblo, con capacidad jurídica en el cabildo para opinar sobre el comportamiento de cada policía y bajo qué requisitos o características deben ser escogidos.

Este cargo es tan importante, que sus tareas para atender conflictos o pleitos entre la sociedad contra el gobierno y  entre gobierno contra gobierno debe ser motor de solución.

Anoto las mínimas obligaciones y trabajos que debe realizar el regidor de gobernación, policía y tránsito.

a.- Impulsar los grupos de seguridad pública en todas las zonas del territorio municipal y mantener el orden público.

b.- Hacer el reglamento de la policía municipal preventiva y el reglamento de tránsito y vialidad, y presentarlo para su aprobación cabildaria.

c.- Conocer y vigilar los límites del territorio municipal para que no sean alterados o corregidos ilegalmente.

d.- Contribuir en la elaboración y aprobación del Bando de Policía y Buen Gobierno.

e.- Elaborar los registros de extranjeros residentes en el territorio municipal.

f- Promover la participación ciudadana con los demás regidores en los actos cívicos y patrióticos en todo el municipio.

g.- Llevar el control de la policía municipal preventiva y del tránsito y vialidad en su jurisdicción.

h.- Proponer el reglamento de prisiones y proponerla ante el cabildo.

Si en el caso de Iguala o de Cocula, municipios del estado de Guerrero, hubiese los regidores de gobernación realizado sus tareas en forma común y corriente   como era lo obligado,  seguramente no hubiésemos vivido el caso trágico de las víctimas  de Ayotzinapa. Desafortunadamente pocos regidores de los más de dos mil quinientos existentes en nuestra Patria tienen aptitud y actitud  para desarrollar su alto encargo. Mayoritariamente ejercen su mandato cobrando su quincena y sirviendo como mozos al alcalde en turno.

cesarmusalemjop@hotmail.com

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre