Tras regresar airoso con el fajín de campeón del Mundo de la Intercontinental Kick Thai Boxing Association (IKTA), que se disputó en Francia, Rubén Romano Rodríguez, “El Romano”, señaló estar contento de haber alcanzado el título mundial, con lo que se han abierto nuevas puertas para seguir figurando en las artes marciales.

El oriundo de Tecamachalco señaló que desde muy joven luchó por sobresalir en este deporte, teniendo un arduo camino no sólo por el kick Boxing, sino por su trayectoria tan amplia -más de 17 años- que incluye la práctica del taekwondo, kung fu, lucha libre, y ahora busca un título en el Muay Thai.

La base principal de mi motivación siempre ha sido mi familia. Inicié en diferentes artes marciales y hoy peleo en kick Boxing como profesional, pero ha sido un camino difícil por la falta de apoyo (…) se han tocado puertas, pero se han cerrado porque desconocen este deporte, el cual no está iniciando, ya tiene varios años”.

El peleador poblano regresó triunfante de Francia donde obtuvo el cetro mundial

Resaltó que pese a los retos que ha afrontado en este camino, su ilusión era ser campeón mundial y hoy logró obtener esta corona, pero no se conforma ya que ahora tiene la ilusión de buscar la internacionalización. “Tengo pelea en Brasil el 13 de septiembre, donde estará en juego la retención del título y luego me voy a Madrid, España, luego a Tailandia y tengo agenda llena hasta 2018”

Destacó que la constancia, esfuerzo y un arduo trabajo han sido claves para cumplir con sus sueños y desde sus inicios luchó por trascender, sobre todo porque hoy se ha generado un nombre y ha logrado el reconocimiento de otros contendientes.

Cuando inicié, vi que había oportunidades de estar en las grandes ligas. Mi sueño era ser campeón mundial y hoy aquí lo logré, los sueños se hacen realidad con esfuerzo y trabajo. He tenido diversas lesiones, fracturas, pero son gajes del oficio y eso me ha hecho más fuerte y, aunque es difícil, a mí me gusta”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre