Recientemente más de dos países europeos por conducto de sus Ministros del Exterior, han alertado a sus connacionales abstenerse de visitar nuestro País, destacando lugares que han sido por décadas puntos atractivos del turismo internacional: Acapulco, Cancún, Playa del Carmen, Oaxaca, Cabo San Lucas, entre otros. La respuesta del Secretario de la Madrid, como era de esperarse tibia y paniaguada, en cadena nacional y entrevistado por el canal de las estrellas expresó, palabras más palabras menos que “no pasa nada, el turismo va en crecimiento y se hará todo lo posible por difundir nuestras zonas turísticas con mayor intensidad, bla bla bla y más bla”.

El motivo de que surjan estas advertencias lo son los terribles acontecimientos que no de manera aislada, sino permanente, se han venido produciendo en este nuestro pobre País gobernado por politicastros de sérico mantón, que lo único que han hecho es asumir una actitud de anacoretas y falta de oficio político para dar respuesta frontal y determinante a este flagelo que nos lacera y que hoy es tema de conversación cotidiano en el interior de nuestros hogares, donde nos vemos obligados a hacer innumerables recomendaciones a nuestros hijos, -antes innecesarias- para que se prevengan de posibles atracos, asaltos a mano armada, robos y delitos oprobiosos, de aquellos que surgen del crimen organizado.

No huelga recordar la amplia difusión se ha dado a nivel nacional e internacional por los asesinatos de un importante número de periodistas profesionales que dedicaron su vida a la investigación y a la difusión de los acontecimientos noticiosos de los que nosotros los lectores tenemos derecho a conocer y en donde la impunidad absoluta es una constante.

Si a esto le agregamos el cuestionado procedimiento nacional oral del tema acusatorio adversarial, cuya inconformidad no comparto por ser partidario de su creación, con la salvedad de que considero, no contamos con elementos humanos ni recursos necesarios (en un País tan corrupto como el nuestro), para dar una debida capacitación a quienes son encargados de impartir justica así como de quienes tienen la obligación de integrar las carpetas respectivas y la cadena de investigación, para que no parezca que este sistema no funciona y por ello lo culpen de los beneficios que los delincuentes han adquirido con la reforma penal constitucional de 2008.

El hartazgo de los mexicanos es absoluto. No vemos que nuestros gobernantes se preocupen por frenar esta inseguridad rampante de la que somos presa y que de manera sumisa terminamos por tolerar haciendo mutis en un acto de genuflexión y oprobioso sometimiento.

¿Abulia, conformismo, desesperanza? Cualquiera que sea la causa, lo cierto es que debemos hacer conciencia detenidamente en las elecciones que se tendremos en ocho meses vista, y yo pregunto, ¿Le haremos el juego al tridente compuesto por el PRIAN, el PRD y sus rémoras sempiternas? O apostaremos por un cambio esperanzador que nos ofrece el partido Movimiento de Regeneración Nacional. ¿Usted confiaría el futuro de México en Margarita Zavala, en Ricardo Anaya, a Aurelio Nuño, José Antonio Meade? ¡PUES YO TAMPOCO! Piénselo y decida.

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre