Coxcatlán. Para hacer de Puebla el primer estado “cardioprotegido” del país, el gobernador, José Antonio Gali Fayad, puso en marcha el programa denominado “Diagnóstico Oportuno Infarto”, a través del cual entregó electrocardiógrafos con dispositivos celulares a 90 unidades médicas, con lo cual se prevé beneficiar a más de 5.5 millones de poblanos.

En el acto, realizado en el Hospital Integral de Coxcatlán, la titular de la Secretaría de Salud (SS), Arely Sánchez Negrete, precisó que con dicha estrategia, que implicó una aportación federal de 3 millones de pesos, el gobierno estatal refrenda su interés y compromiso en pro de la igualdad de oportunidades y el derecho a la salud.

La funcionaria resaltó que las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte a nivel nacional, por lo que hay confianza en que la medida disminuya en un 10 por ciento los decesos por este tipo de padecimientos durante el año en curso.

Explicó que el esquema surgió en la Unidad de Hemodinamia de los Servicios de Salud del Estado de Puebla (SSEP), para monitorear en tiempo real, mediante una aplicación de celular, el estado cardiovascular de pacientes con cardiopatía isquémica, a fin de diagnosticar infartos de manera eficaz y oportuna y canalizar a los pacientes al centro de salud más cercano.

El binomio tecnología-médico, dijo, dará como resultado una actuación a favor de la vida de los poblanos en un tiempo no mayor de 90 minutos que pueden marcar la diferencia entre la vida o la muerte de una persona.

Precisó que el año pasado se realizaron en la unidad de hemodinamia un total de 833 intervenciones por infarto al miocardio, y de enero a la fecha de este año se han efectuado 453, de ahí que las acciones y beneficios del plan piloto se sumarán a la estrategia “Puebla Estado Cardioprotegido”, misma que busca que los pacientes enfermos del corazón salven su vida ante una emergencia y que las unidades médicas cuenten con las herramientas tecnológicas para brindar una atención oportuna a los usuarios.

También, la servidora pública refirió que continúa la entrega de desfibriladores y reslató que se dio la capacitación necesaria al personal médico y de emergencias para hacer un uso adecuado y responsable del equipo.

Previamente, el mandatario estatal entregó, junto con el delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), Cutberto Cantorán Espinosa, paquetes escolares, de los cuales indicó que se han distribuido más de 400 mil a nivel estatal con una inversión de 42 millones de pesos.

El jefe del Ejecutivo estatal subrayó que los uniformes escolares se seguirán entregando a los estudiantes de educación básica y que los 3 mil 200 preescolares dispersos en la entidad serán equipados con computadoras que contarán con programas específicos para que los pequeños aprendan más y estén acordes a la nueva era digital.

Gali Fayad estuvo acompañado por el presidente municipal de Coxcatlán, Vicente López de la Vega y el presidente de la Comisión de Educación del Congreso del Estado, Cirilo Salas Hernández, entre otros legisladores y autoridades federales, estatales y municipales, ante quienes reiteró su compromiso con los poblanos en materia de salud, educación, seguridad pública, deportes, cultura, turismo y desarrollo social.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre