Luego del retiro de contenedores que se encontraban en la cabecera municipal en noviembre del 2016, los ciudadanos la calificaron como una medida equivocada, ya que desde esa fecha las calles del centro de Teziutlán a diario se llenan de basura, lo que ha provocado la proliferación de perros callejeros, roedores e insectos.

A pesar de la invitación por parte del ayuntamiento de no depositar las bolsas de basura en la vía pública y que esperaran a los camiones recolectores, algunas personas continuaron depositando su basura en la vía pública en los mismos lugares donde se encontraban los contenedores que fueron retirados desde el año pasado.

Filiberto Martínez, habitante de la calle Miguel Hidalgo, señaló que ante el aumento de residuos en las calles, el ayuntamiento colocó contenedores de plástico en algunos puntos de la ciudad, pero fueron insuficientes, porque se llenan muy rápido y la gente de todas maneras siguió colocando sus bolsas en las banquetas, lo que se convirtió en un problema de salud pública.

El presidente municipal Antonio Vázquez Hernández reconoció que el cambio en el sistema de recolección no funcionó y por ello ahora se cambiará una vez más el sistema, el cual operará a través del toque de una campana, para avisar a los ciudadanos el momento en que puedan tirar sus residuos y de esta manera evitar la contaminación de las calles.

El alcalde afirmó que el problema se generó debido al aumento de basura, ya que en el 2014 se recolectaban entre 60 y 70 toneladas y para este año aumentó a más de 90 toneladas al día, y explicó que además se colocarán un total de 80 contenedores nuevos para evitar que la basura permanezca en las calles.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre