La misión de los católicos no sólo es tener devoción sino denunciar la injusticia y la maldad que existe en la vida diaria, expresó el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.

En su homilía, reflexionó sobre el papel de Jesucristo que tuvo que defender la verdad por encina de la violencia y la destrucción, y a pesar de que fue “objeto de burla”.

“La misión de Dios no es sólo hablar de él sino anunciar la injusticia, la maldad, el pecado. Cristo mismo dijo: He tenido que anunciar a gritos violencia y destrucción, aunque sea objeto de burla”.

En esa tónica, el líder católico exhortó a los feligreses a actuar con congruencia y siguiendo los preceptos de Dios y no los mundanos.

“No se dejen transformar por los criterios de este mundo sino dejen que una nueva manera de pensar los transforme internamente”.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre