Don Fabián vivía en una cómoda casa en Metepec, en su mayoría hecha de adobe; a un lado de uno de los cuartos tenía una verdulería, “ya teníamos muchos clientes”; ahora todo eso es escombro.

A cuatro días del terremoto que afecto al país, en dicha comunidad, como en otras también, la ayuda para reconstruir sus viviendas no llega, lo único que han visto en esas localidades es personal de gobierno quienes les piden datos, pero no les dicen “para cuándo la ayuda”, pues muchas familias quedaron sin un hogar dónde dormir; perdieron todo su patrimonio.

Desde los escombros que quedaron de su vivienda, don Fabián les exige a las autoridades de gobierno y políticos que si van a echarles la manos a los afectados –como a él- que se acerquen por humanidad y no quieran hacerse publicidad o propaganda.

“Si realmente están recibiendo apoyos para nosotros que nos los hagan llegar, no se los guarden, como ya vienen las campañas, seguramente lo harán; que sean humanos y ellos tendrán todo lo suficiente para hacer sus campañas”, denuncia.

Y es que relató que una de las señoritas de Desarrollo Social, que pasó sobre su calle, lo ignoró y rechazó sus datos.

“Me acerqué y le pregunté qué venía preguntando o para qué los datos, y me dijo, yo nomás vengo a valorar las casas. Le dije sobre mi casa que estaba toda colapsada y me dijo: no, la tuya ya es desastre total, esa no me interesa”, evidenció.

Por lo tanto, el señor insistió que “no se vale que se pongan en ese plan”, pues lo que busca es que le llegue apoyo para su vivienda porque no le han dado.

“Aquí estábamos 4 personas, y se perjudicó en su totalidad, cuartos, bardas todo en escombros; estábamos iniciando con una verdulería, ya con clientes y se perdió todo”, acentúa.

Que el gobierno actúe pronto

A su vez, don Juan Carlos, también acusa que a cuatro días del sismo, no ve ningún tipo de ayuda por parte de la autoridad.

“Solamente vienen a realizar un Censo, de las condiciones que se encuentran las viviendas, pero no nos dicen cómo nos ayudarán”, lamenta.

Su casa se encontraba sobre la calle Primera consejo número 24. Hoy todo está en escombros.

Con lágrimas en los ojos, observa cómo la maquinaria está tirando lo que era su patrimonio porque quedó inservible.

“Me siento mal, mal, muchos años de esfuerzo, en pocos segundos se acabó”, expresa.

Reitera que necesitan ayuda pronto, y si bien comprende que no son los únicos, que las autoridades actúen pronto.

“Nomas nos preguntan nuestros datos, pero hay quienes no tenemos dónde dormir, necesitamos alimento, ropa y muchas cosas y reconstruir nuestra casa, no nos dicen para cuando una ayuda”, sostiene.

En esta localidad hay diversas casas que dicen “no habitable” o “no habitable con riesgo”. Otras simplemente están destruidas.

El último reporte de las autoridades son que en Puebla hay 112 municipios declarados en emergencia, 45 muertos, 7 desaparecidos; y estiman 10 mil viviendas dañadas.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre