“Jugadores” desata carcajadas y genera una reacción inmediata muy efusiva, pero hace que se lleve al espectador a una reflexión cruda sobre la vejez, indicó Héctor Bonilla uno de los cuatro grandes y experimentados actores que integran en reparto del montaje que llega a Puebla el próximo 16 de octubre, con dos funciones en el auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU).

Y es que en escena, acompañado por José Alonso, Salvador Sánchez y Patricio Castillo, entre diálogos que incluso caen en el albur, van demostrando la pérdida de poder, en el amplio sentido de la palabra, al que llega el ser humano en una etapa adulta, desde el poder económico, sexual y mental, hasta el emocional y el de relacionarse con su medio.

Con la experiencia cobrada durante temporada en la Ciudad de México con “Jugadores”, Bonilla asegura que el público estará muy divertido, pero también destaca “la impresión siniestra –que se llevan-, porque todos vamos pa viejos y si no vamos a viejos está peor, porque no llegar a la vejez es morir joven o más pequeño”.

Después de 52 años vuelven a coincidir

Los protagonistas, hace más de cinco décadas que estuvieron juntos en escena haciendo una obra dramática de William Shakespeare

“Hemos coincidido a través de estos años, pero no todos al mismo tiempo”

como en “Jugadores”, interpretando a un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas.

“Los personajes tienen de dónde agarrarse y a la gente le llama la atención la interpretación de los cuatro, la respuesta es muy cálida. Hemos tenido carreras muy discípulas, por ejemplo Pepe Alonso, que es el menos viejo (risas), está en los 69 años, era un chamaco en aquel entonces, él de pronto tuvo una subida interesante.

Hizo una obra de teatro que se llamó ‘Yo también hablo de las rosas’, que fue muy importante para él. En el cine hizo ‘Los Cachorros’ de (Mario) Vargas Llosa. Pato Castillo ha sido un batallador. Yo considero que el país le debe a este actor enorme, está en deuda porque no ha tenido el reconocimiento que debe tener. Patricio es un actor fuera de serie.

Chava Sánchez ha tenido cosas muy destacadas, sobre todo en cine y con frecuencia en televisión, está apunto de dirigir nuevamente y yo, pues para qué le platico, soy una cobija muy miada, he estado por todos lados”, reseñó Bonilla.

La corrupción del país también ha alcanzado a la vejez

“Jugadores” está basada en la dramaturgia del español Pau Miró y fue adaptada para México, con lenguaje coloquial y “amén de eso, es una obra que tiene una vigencia porque está hablando de la carencia de visión… en México gravita por ejemplo el deterioro del Seguro Social, del Issste, son dos puntos que no pudieron escaparse, como el resto del país, de la corrupción que vivimos y han sido seriamente deteriorado los beneficios para una seguridad social a una edad adulta.

Ahora les quieren cobrar a los asegurados las consultas, se ha deteriorado todo por esa parte de corrupción que abunda a nivel mundial, pero particularmente en este país”, sentenció el primer actor.

Proyecto histórico en pausa

Al lado de su hijo Sergio Bonilla, Héctor Bonilla en 2015 protagonizó el docu-drama producido por Discovery Channel Latin America, “Porfirio Díaz: 100 años sin Patria”, a raíz de ello afianzo una idea que traía en la cabeza desde hace años, pues además de ser un actor de primer nivel, es un apasionado de la historia.

Ese proyecto es “escribir una obra de teatro con mi hijo siendo Porfirio joven y yo siendo el Porfirio viejo que todos conocemos, por el contraste que implica, que son diametralmente opuestos, totalmente diferentes el héroe del 2 de abril (de 1867) y el siniestro, caduco y dictador, son dos personas diferentes, sobre eso versa la obra, no he tenido tiempo, la tengo a medio escribir pero es un proyecto que acaricio con muchas ganas de llevarlo a cabo”, concluyó.

Héctor Hermilo Bonilla Rebentun, nació en Tetela de Ocampo, Puebla el 14 de marzo de 1939.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre