Más de 200 vehículos fueron parte de la exhibición de la edición 34 del  Gran Salón del Automóvil Antiguo, donde verdaderas joyas de los años 1900 así como 1910 y 1920 acapararon la atención de los visitantes que se dieron cita.

Los jardines de la Universidad de las Américas lucieron majestuosos con la presencia de bólidos de diferentes marcas, las combis y los “bochos” revivieron la nostalgia de propios y extraños, mientras que el glamour de Audi y Porshe hizo vibrar a los aficionados al deporte motor, quienes aprovecharon tomarse fotografías.

Además resultó espectacular la presencia de un grupo de Ford, de los años de 1910 y 1920 mostrando los avances tecnológicos de la época, así como una calandria que ocupó un lugar especial en la exhibición.

Ralph Wierzyk, presidente de la Asociación Mexicana del Automóvil Antiguo Puebla, señaló que se cumplió con esta exhibición ya que se registró una suma importante de autos y de afluencia, “estamos en el segundo día del Gran salón, hubo una gran respuesta de los visitantes, quienes han disfrutado de las joyas de vehículos instalados aquí, vemos a la gente contenta por la presencia de los dos vehículos provenientes del museo de Ingolstadt, Alemania”.

La gama de autos fue interesante ya que hubo multimarcas además de Packard, que fue una empresa importante y siete clubes se dieron cita para participar en este evento, “el que es aficionado a los autos antiguos siempre lo será y  ver autos clásicos juntos en una exhibición solo sucede una vez al año”.

Los ford llamaron la atenciòn

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre