Atlixco. La mañana de este jueves al menos un centenar de padres de familia de la escuela primaria Centro Obrero Federal, cumplieron con manifestarse a la entrada de las instalaciones de la Coordinación Regional para el Desarrollo Educativa número 16 (Corde 16) en esta ciudad, con el objetivo de hacer presión para encontrar soluciones a la falta de clases para sus hijos.

Con esta acción y gracias a reuniones que mantuvieron hoy el director de la escuela, el presidente del comité de padres de familia y la supervisora escolar con la directora de educación básica Claudia Luna y el regidor de educación del municipio de Atlixco, Félix Castillo, se dio respuesta a sus peticiones.

De tal forma que para el próximo lunes regresen a clases los 600 menores a 20 aulas móviles que enviara el gobierno estatal a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y que serán instaladas en el campo deportivo de la Alfonsina, específicamente en el campo de béisbol, además se enviaran también 10 sanitarios para cumplir con todos los requerimientos.

En tanto la coordinadora regional Leonor Popocatl Gutiérrez, comentó que ante la posibilidad de que algunos padres de familia soliciten el cambio de escuela de sus hijos, no hay mayor problema pero esas acciones le competen a la dirección de cada plantel, además señalo que difícilmente podría desaparecer como institución el Centro Obrero Federal.

 

 

La manifestación

Los paterfamilias que con pancartas y niños estaban en el lugar de manera pacífica la coordinadora, Leonor Popocatl Gutiérrez, en primera instancia recibió a una comisión de padres para escuchar de manera detallada las inconformidades de los presentes.

De manera resumida, los padres le dijeron a la profesora que sus inconformidades, como manifestaron un día antes en asamblea general, son la falta de un espacio adecuado para que sus hijos reciban clases, la falta de mobiliario y la falta de una definición sobre un predio para la edificación del nuevo plantel debido a que el anterior quedo inhabilitado tras el sismo.

Posterior a ello, salió para platicar con el resto de los presentes en donde dejo en claro como punto principal que de la Secretaria de Educación Pública (SEP) a través de la Corde 16 no depende la donación de un predio, eso corresponde a la administración municipal.

Además les comentó su consternación debido a que ya se les había asignado la escuela para trabajadores en el turno vespertino para que sus hijos fueran a tomar clases a ese lugar, pero mediante oficio se le informó que los padres de familia del Centro Obrero rechazaban esa opción; posteriormente se les asigno el auditorio de la escuela secundaria Melchor Ocampo, lugar que al parecer personal de Popocatl Gutiérrez, no reúne las condiciones necesarias para que los niños se trasladen a tomar sus asesoría, porque de inicio no cuenta con sanitarios.

De tal forma y ante la ausencia del director y del presidente del comité de padres de familia,  que argumentaron tener una reunión en la ciudad de Puebla, los papás y mamás presentes en conjunto con la coordinadora llegaron a exponer tres posibles soluciones: la primera que se pida al Centro de Bachilleres de la colonia Cabrera que preste sus instalaciones por la tarde, aunque fue una opción que a muchos no les pareció por la lejanía y el horario.

La segunda solicitar la asignación de más aulas móviles, porque solo se les habían asignado dos que no pudieron entrar al auditorio y fueron regresadas; y buscar un lugar apto para que sean colocadas.

Y la última opción propuesta por una de las madres de familia fue, solicitar la escuela Mártires de la Enseñanza de la colonia Revolución, que cuenta con las aulas requeridas por la población del Centro Obrero, la ubicación ya que muchos de los estudiantes viven en el centro de la ciudad y esta escuela está relativamente cerca y así el horario vespertino no sería tanto problema.

Ante estas propuestas se acordó, que el primer paso fue hacer un pase de lista por salón; el siguiente sería platicar con el director y el presidente del comité de padres y mediante acuerdo de la mayoría y con oficio en mano, señalar la propuesta a tomar para que Corde pueda darle seguimiento y apoyarlos.

“Pónganse de acuerdo y yo espero su oficio, aquí lo importante es que los chiquitos ya no sigan perdiendo clases y sé que lo ideal sería que las retomaran en una escuela, pero no es posibles que sea su escuela, por eso platiquen y me informan para que yo vaya a tocar las puertas que sean necesarias para apresurar este tema”, indicó Leonor Popocatl.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre