En febrero de 2018 el artista plástico Nacho de la Vega cumple 47 años en el camino del arte, acontecimiento que festejará con la culminación de los murales “México y Danza Cósmica”, que quedarán en Puebla, más una escultura de un Elefante de dos metros de altura, en Tlaxcala. Además, está por registrar la marca Talavera Fragmentada, dentro de la firma De la Vega.

En el mural México, explicó en una entrevista con Síntesis, plasma diferentes componentes de la conformación del país, desde la época de la Colonia con la llegada de Hernán Cortés, hasta la Independencia de México y la Revolución Mexicana, pero también sugiere tradición con algunos personajes en vestimenta típica o en mercados.

Todo ello, encaminado a un punto central, que no necesariamente queda en medio del mural, pero enfoca la atención hacía un sol brillante rodeado de gente cósmica que en conjunto apuntan que “vivir en armonía no tiene que ver ni con la política, ni con la religión, tiene que ver con el corazón humano y que unidos todos los corazones podemos formar un país maravilloso”.

Danza Cósmica por otro lado es un conjunto de mosaicos de Talavera Fragmentada y el Elefante también es alrededor de esta técnica que lleva desarrollando desde hace algunos años. Este elefante, agregó, es para un espejo de agua que con la rompa hasta arriba mide dos metros de altura y contiene simbología hindú y católica.

Católica porque entre los señoríos y el paisaje de la Malinche, van los tres rostros de los Mártires de Tlaxcala, los tres niños indígenas que el Papa Francisco canonizó en octubre de este año entre 35 nuevos santos. “Es un elefante que simboliza la unión de filosofías y creencias humanas”, acotó.

Nacho de la Vega en acrílico, oleo o escultura, por mencionar algunas de las técnicas en que ha trabajado, siempre ha firmado como De la Vega con una cruz al lado y más allá de enfocarlo a una religión, él toma la cruz como el “momento en el que desperté, independientemente de la filosofía o religión de cada quien”.

Y su propia evolución como artista al paso de los años le fue dando un sello implícito a sus creaciones, de tal suerte que al llegar a la Talavera Fragmentada, la conceptualiza ya no sólo como obras o piezas con talavera, sino con “corazones humanos que unidos forman el todo”, con un sol en frente, pecho y manos, que simbolizan luz en inteligencia, en amor y en acciones, a través de los niños cósmicos.

No obstante, señala el artista, su trabajo se sigue desarrollando más allá de la escultura y pintura con la humanidad cuántica, donde entra todo el universo y se une al mismo tiempo con un todo.

Con esta ideas, De la Vega está buscando la creación de una Asociación Civil que a su vez desemboque “en una fundación y un centro cultural donde las personas aprendan a desarrollarse y crecer en todas las partes de su vida, no sólo en arte, porque el arte se convierte en un instrumento, el arte es parte de la esencia de la humanidad”.

Con esto, Nacho de la Vega recuerda que empezó su camino en el arte a los siete años por imitación a su hermano mayor que a su vez tomaba clases con un tío que era pintor. Después tomó clases formales también y más tarde fue autodidacta.

“Pero la concepción del arte es como la concepción de ti mismo y de la vida. De acuerdo a la capacidad y concepción que tú tienes en cada momento de tu vida, es como concibes el arte”, define. Así, primero tuvo que entender de trazos, formas, volúmenes, materiales y técnicas, después hacer retratos se convirtió en su sustento.

“Hubo una temporada que hice puro retrato. Entonces no me imaginaba vendiendo otro tipo arte”, hasta que conoció al maestro Rafael Leonor, uno de los precursores del Barrio del Artista y un pilar para su vida en todos los aspectos. Así que empieza a cambiar su visión y entender que puede hacer lo que sea.

Martín Rojas de Tlaxcala, fue otra personalidad que influyó en su vida artística al integrarlo a grupos internacionales, donde conoció a artistas del todo el mundo con distintas técnicas y filosofías, concibiendo “que el arte es infinito”. Así empezó a conformar su propia realidad que desea dejar como un legado entre nuevas generaciones de artistas.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre