Santiago Nieto Castillo, ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), aseguró que se tienen que mejorar los estándares jurídicos en los procesos sancionadores en los órganos electorales, particularmente en los locales, dado que no hay un tipo de delito penal específico, por lo que las féminas siguen en toral indefensión en el ámbito político.

En el marco de la presentación de la “Guía para la Prevención y Atención de la Violencia Política contra las Mujeres en el Estado de Puebla“, el ex funcionario federal opinó que si el estado no garantiza que las mujeres puedan participar en política en igualdad de condiciones que los hombres, entonces no se puede decir que ha alanzado la democracia que quisiéramos.

Ilustró que la violencia contra las féminas en el este ámbito político se presenta de manera psicológica, patrimonial, física o inclusive en ámbito de los espacios estructurales como la “guerra sucia” y la discriminación, por lo que aplaudió la iniciativa del organismo local electora de elaborar este documento para prevenir cualquier agresión contra el sexo opuesto al hombre.

En este contexto, consideró realizar reformas a los procesos sancionadores pues no hay un tipo de delito penal específico , por lo que urgió a mejorar los estándares jurídicos en Puebla y en México.

Como primer punto, mencionó la necesidad de mover las leyes de acceso a una vida libre de violencia, en donde se reconozca que existe en la política y en el ámbito privado: segundo, que se modifique el Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe) para efecto de poder incorporar obligaciones a los partidos en materia de respeto a la candidaturas de las mueres y que se evidente las prácticas fraudulentas a la ley relacionadas con las presiones de renuncia de las candidatas.

Como tercer punto, dijo que se requiere modificar la Ley General en materia de medios de impugnación electoral a efecto de que los casos sean analizados con perspectiva de género y se protejan los derechos de las mujeres que integren los cargos de elección popular federal y estatal.

Otra ley que debe modificare es la Ley de Delitos Electorales en donde se especifique el acción a fin de perseguirse el delito penalmente de aquellas personas que tengan conductas indebidas.

El ex titular de la Fepade resaltó que también deben modificarse las competencias, que es cuando el acto de violencia política de género sea llevado por servidores públicos la sanción le corresponderá al Tribunal de Justicia Administrativa para efecto de una responsabilidad a los funcionarios que hayan incurrido en alguna ilegalidad.

Nieto Castillo, reconoció que hoy día el país enfrenta un problema con las democracias contemporáneas, que tienen que ver con la integridad de los procesos electorales.

Señaló que este punto –la integridad de los procesos electorales- está relacionada sobre todo con varios elementos de carácter negativo. El primero de ellos, el financiamiento ilícito de las campañas electorales a partir del peculado electoral del desvío de recursos de la Federación, los estados y los municipios a los partidos políticos.

Y en segundo está relacionado con la retención a los salarios a los trabajadores o bien de recursos procedentes de la delincuencia organizada.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre