El secretario general de la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Jaime García Roque, ordenó que este lunes 22 de enero no hubiera clases en el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec (Cenhch) para que se llevara a cabo la “asamblea extraordinaria” con rumbo al VII Congreso Nacional Extraordinario.

De esta forma, más de 7 mil alumnos de todos los niveles (preescolar, primaria, secundaria y bachillerato) no fueron a clases este día. Lo anterior pese a la negativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que no se suspendieran actividades escolares.

De acuerdo con la autoridad educativa, los temas sindicales tienen que realizarse en horario no laborable.

No obstante, García Roque argumenta que es un derecho laboral mantener las reuniones con sus agremiados, a pesar de que se realicen cuando los docentes tengan clases.

Aunque en la misiva, con fecha del 20 de enero, –que se hizo llegar a los docentes- se estipula que sólo serían los trabajadores de la Educación adscritos a la Delegación D-II-137 del nivel bachillerato, la decisión de García Roque fue que todo los docentes de los diferentes niveles no dieran clases.

“Participarán en la asamblea el conjunto de trabajadores de la Educación, miembros del Sindicato, adscritos a la Delegación D-II-137 del nivel (es) BACHILLERATO MAT. CENHCH de la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, como lo señalan los artículos 11 y 12 del Capítulo III del Estatuto vigente”, se señala en el documento.

Y es que en dicha asamblea es previa al Congreso donde se llevarán a cabo el cambio de representantes sindicales.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre