Fortalecer la movilidad y pegar el mejor golpe posible, así como impulsar los pilares  físicos, motivacionales y tácticos son algunas de las enseñanzas que buscó dejar el entrenador español, Emilio Sánchez Vicario, quien impartió una serie de clínicas a entrenadores y jugadores de las ciudades de Guadalajara, León y Puebla.

El Club Britania Zavaleta fue la sede de estas clínicas, donde además se hizo acompañar por Víctor Hugo Camargo, entrenador mexicano y actual director del Programa Juvenil de la Academia Sánchez Casal en Naples Florida, para dejar una base de sus enseñanzas a los poblanos.

“Crear hábitos en el cerebro no es fácil, ellos están aprendiendo un movimiento nuevo y a veces sienten que lo hacen peor; jugar aquí es difícil por la altura y los swing suelen ser más cortos, y hay una menor movilidad, lo que provoca desmejora en el físico”.

En breve entrevista, resaltó que cumplirán 20 años de impulsar esta forma de entrenamiento donde fortalecen el pilar físico,  el pilar táctico, que debe ser más claro y el mental es fundamental para volverse más guerrero y luchador en las canchas, por lo que aseveró que debe haber un mayor movimiento de entidades para que los jugadores logren desafiarse en diferentes terrenos.

“Si consiguen tener una idea de movilidad podrán mejorar su rendimiento como entrenadores y los jugadores podrán mejorar esa movilidad, se le quita la velocidad a la pelota pero el jugador debe caminar para ganar la máxima fuerza”.

Reconoció que con este sistema de juego han tenido a campeones en diferentes torneos, entre ellos Andy Murray, Juan Monaco, Grigor Dimotrov, por mencionar algunos por lo que ésta clínica se convirtió en una oportunidad única para adquirir un mayor aprendizaje y llevar a la práctica en los diferentes clubes poblanos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre