Una tarde de magia y pasión por la fiesta brava se vivió en Val´quirico, sitio donde el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza y su hijo, Guillermo salieron en hombros además de que en su faena indultaron a “Hacedero”.

El primero en abrir plaza fue el rejoneador Navarro que con “Doctor” de 475 kilos tuvo una gran faena que le valió la entrega de dos orejas. Pero brilló con “Hacedero” de 450 kilos donde acompañó su actuación con la presencia de su hijo Guillermo.

Ambos han tenido una larga gira por tierras mexicanas y en Tlaxcala no decepcionaron, logrando una destacada actuación haciendo un espectáculo que encendió el gusto de los asistentes, tal fue el deleite que tuvieron que el público pidió el indulto para el astado de Rancho Seco

La actuación de Luis Pimentel fue soberbia y se equiparo al trabajo realizado por los rejoneadores, en el primer toro acabó con la vida de su burel hasta el tercer intento con estocada que hundió al fondo y ello le valió para tener en sus manos la primera oreja. Con el segundo de su lote, su actuación fue soberbia y logró otro par de apéndices.

Mientras que Guillermo de Mendoza además de arrebatar la algarabía entre los asistentes al actuar con su padre, con “Don Miguel” de 470 kilos se esforzó para tener una presentación aceptable, la cual le valió para par de orejas.

Cabe destacar que previo  este festejo, se presentó el libro “El Conquistador de Sueños” de la escritora Cecy Rendón.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre