Es a raíz de un análisis estructural hecho sobre “Lola” (1918), el último poema escrito por el también periodista, Rogelio Fernández Güell, que se define, a cien años de su fallecimiento, que el autor puede servir de puente o ser vínculo de la literatura modernista hispanoamericana, hacía las vanguardias hispanoamericanas.

En el marco del primer centenario de la muerte del costarricense, se realizó un ciclo de jornadas literarias en Casa Presno de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), para contribuir al rescate y preservación de su creación artística, bajo la curaduría de Beatriz Gutiérrez Müeller.

Marx Arriaga Navarro, profesor de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, a cargo del estudio de “Lola” y panelista en las jornadas, señaló en entrevista con este medio, que el texto de 738 líneas dedicadas a la esposa y publicado por el mejor amigo de Fernández Güell, lo llevó a una búsqueda de dónde encaja la poética de este poeta dentro de la poesía latinoamericana.

Para él estudioso, “Lola” es “un experimento muy raro”, porque lo que hizo Fernández Güell fue tomar poéticas o gramáticas del antiguo griego y latín y tratar de incorporarlas a su manera, en el ambiente oral de la Costa Rica de inicios del siglo XX, utilizando esos metros que en realidad no existen en el español, para tratar de imitar ritmos del campo costarricense.

Arriaga Navarro explica que cada movimiento tiene puntos de quiebre, marcados enciclopedicamente, por ejemplo, el neoclasicismo va de inicios del siglo XVIII a inicios del siglo XIX y después el romanticismo va de inicios del siglo XIX hasta la mitad de ese mismo siglo, pero la realidad no es así.

“Cuando aparentemente se va a cambiar de modelo estético, no sabemos qué sucede, es muy difícil ver cómo se da ese periodo de tránsito, entonces hay poetas que nos sirven para eslabonar los dos periodos. Necesitamos el Puente. Pues Fernández Güell puede servir de puente para unir el vínculo de la literatura modernista hispanoamericana hacía las vanguardias hispanoamericanas”.

A nivel temático, concluye, vemos un cambio a la cuestión de nacionalidad, de la imaginación y con un tono filosófico, pero a nivel de sonidos no es claro el cambio y Fernández Güell puede ser uno de los referente para definir el tránsito.

 

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre