Atlixco. Desde hace 30 años la asociación civil Caminos de Redención, se ha dedicado a apoyar a los presos del Centro de Reinserción Social (CERESO), organizando toda clases de actividades en beneficio de su readaptación, pero debido al sismo del pasado 19 de septiembre y a una serie de problemas, optaron por enfocar su ayuda a las familias de los presos.

Para ello y gracias al patrocinio de una de sus integrantes, se abrió este día la sede de talleres de integración social, donde se pretende ofrecer a esposas, hijas, madres, hermanas, principalmente clases de algún tipo de oficio para que puedan emprender un negocio familiar.

De igual forma y ante la solicitud de algunas esposas de los reos, se les dará asesoría para prevención del delito y terapias psicológicas con el fin de ayudar en todos los sentidos a la familia de quien por alguna circunstancia, se encuentran privado de su libertad.

María Teresa Soto, representante de esta asociación civil, señaló que ahora que cuentan con un espacio como este, además lamentó que ya no se pueda ayudar directamente a los  internos.

Relató también que este grupo de ayuda surgió con la idea de brindar apoyo únicamente a las internas y sus familias, pero con el paso de los años y el apoyo de la comunidad de religiosa de la Virgen de la Merced se fue ampliando el campo de acción.

En cuanto a los talleres, de entrada se ofrecerá el de artesanías con hoja de maíz, la siguiente semana comienza el de repostería, ya sí se van ir sumando más opciones, sólo tendrán una cuota de cinco pesos por clase, para la adquisición del material.

Reconoció que existe la posibilidad de abrir estos cursos al público en general y por ello señaló que para los interesados pueden acercarse a la capilla del parque el Ahuehuete, en Atlixco, y pedir más informes con el padre.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre