El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Consorcio Universitario y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia tuvieron que cancelar el encuentro –no debate- entre candidatos que se celebraría este lunes en la Universidad Iberoamericana.

La decisión de cancelarlo fue que casi todos los candidatos –salvo Enrique Doger- desistieron de acudir a este evento.

Cada candidato a gobernador puede tener sus argumentos y razones de agenda para no asistir. Eso es respetable.

Lo que me parece importante decir es que el ejercicio previo, en la campaña de 2016, el encuentro fue exitoso, permitió a los asistentes escuchar las propuestas de los candidatos y sobre todo a la población en general contrastar los planteamientos de los abanderados.

La cancelación del encuentro deja un antecedente desfavorable para lo que resta de la campaña electoral, porque queda claro que sólo veremos a los candidatos en el debate organizado por el IEE.

Los partidos deberán ponerse de acuerdo para definir la fecha del debate y también si es que quieren y les da tiempo de organizar uno más –que dudo que suceda- porque no podrán ponerse de acuerdo entre ellos.

Siendo así, habrá un debate entre candidatos a la gubernatura: el organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE) que encabeza el consejero Jacinto Herrera.

El ejercicio de escuchar las propuestas de los candidatos siempre será un buen elemento para que el elector compare los mensajes verbales y no verbales de los participantes.

Es una pena que los organizadores hayan decidido cancelar el encuentro y peor aún que no haya podido haber coincidencia para que fueran todos los candidatos. Está claro que no era obligación de los candidatos de acudir, pero era un buen escenario, ordenado, controlado, para escucharlos a todos.

Gracias y nos leemos el miércoles próximo.

Mientras, nos encontramos en Twitter como @erickbecerra1 y Facebook como @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre