Atlixco. Una joven de 21 años llegó con dolor abdominal y en compañía de su madre al área de urgencias de la clínica 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde fue cuestionada, antes de ser atendida, si se encontraba embarazada y ella lo negó. 

Debido al intenso dolor se metió al baño de la clínica, donde testigos aseguraron que se tardó demasiado y posteriormente se escucho que a gritos llamaba a su madre quien al no poder abrir la puerta del sanitario solicitó ayuda a personal de lugar; “cuando le abrieron entro a ver a su hija y salió de inmediato a solicitar la presencia de una enfermera y fue entonces que nos enteramos que había un bebe en la taza del baño“. 

De manera extraoficial se conoce que la gestación del producto era de 20 a24 semanas, aunque la joven proveniente de una de las colonias de la ciudad de Atlixco, negó en todo momento tener conocimiento de su embarazo. Al acudir los médicos ya nada se pudo hacer por el pequeño varoncito. 

La Fiscalía General del Estado de Puebla, fue la encargada de hacer el levantamiento del cuerpo del bebé y se lo llevó del lugar tras de que se le cortó el cordón umbilical que todavía lo unía a su joven madre. 

La muchacha de la cual se desconoce el nombre, fue trasladada a Metepec, para recibir la atención que ameritaba y evitar se desangrara. Se desconoce si tendrá repercusiones legales este hecho debido a que no hay certeza de la razón del aborto. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre