A través de “Los hijos también lloran”, Andrés Zuno, actor, productor y escritor, comparte un poco de su vida en un viaje a la década de los 80, con todo el contexto social, musical y televisivo de la época, para tratar de encontrar en “esta puesta en escena ecléctica, que atenta contra la narrativa teatral convencional”, la causa de la muerte de su padre, ocurrida en 1985.

Con un elenco conformado por Ludwika Paleta, Hamlet Ramírez y Montserrat Marañón, el montaje se presenta este viernes 25 de mayo en el teatro del Complejo Cultural Universitario (CCU) con funciones a las 19:00 y 21:30 horas, por lo que Zuno llegó a la entidad desde un día antes para adelantar un poco la trama.

Es una historia que parte de un hecho autobiográfico. Está basada en una novela del mismo título escrita por mí y adaptada a teatro también por mi. Es un narrador que se planta en el escenario y a manera de monólogo, en conversación directa con el público, empieza a contar la historia de la muerte de su padre, cuando él tenía 5 años”, cruzándose entre el desatore del terremoto del 19 de septiembre de 1985.

 

Llega al CCU “Los hijos también lloran”, un viaje a la década de los 80

Daniela Portillo/ Síntesis

 

Arbitrariamente, afirma, este narrador irrumpe en el tiempo llevando a la audiencia a saltos de secuencia, compartiendo desde su infancia, cuando ocurre aquel hecho trágico, hasta la actualidad, donde descubre que hay diferentes versiones sobre la muerte de su padre y buscando un sentido a la vida, intenta armar un rompecabezas, llevando al público entre la nostalgia y la alegría de vivir.

La obra, concluyó, es una tragicomedia-melodramática que llevará a la audiencia a un recorrido teatral, televisivo, cinematográfico, musical y documental, entre el realismo y la ficción.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre