En el morenovallismo existen focos rojos porque Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato al gobierno estatal por la coalición Juntos haremos Historia, ya rebasó a su adversaria panista Martha Erika Alonso con más de 10 puntos“, dijo su vocero David Méndez Márquez.

Señaló que pese a la andanada de descalificaciones, guerra sucia y mentiras, no han podido bajar de la preferencia electoral al senador con licencia, por lo que dijo, “los panistas están ya en las cuerdas”.

Hay un evidente cambio de estrategia, están contra la cuerdas, eso resulta evidente, no les ha funcionado la guerra sucia, esta andanada de las tres semanas que ha estado viviendo nuestro candidato, no ha mermado la tendencia de crecimiento. Y lo que vemos y resulta evidente es que el posicionamiento del candidato iba a rebasar los 10 puntos de diferencia a su candidata y ya se cumplió, por eso el cambio radical de estrategia”, comentó.

No dudó que siga la guerra de lodo, pero a diferencia del PAN los candidatos de la alianza lopezobradorista siguen trabajando para ampliar aún más la brecha electoral y anunció que van a entrar en una nueva etapa de las encuestas cuchareadas.

Primero (los panistas) su objetivo era dispersión del voto y ahora requieren del más mínimo voto. Entran ahora en la nueva etapa de las encuestas cuchareadas, es un asunto la vista, mágicamente empiezan a repuntar pero esto nadie se los cree”, puntualizó.

Vamos a vivir otra etapa de la contienda y el morenovallismo está más desesperado vamos a ver no sólo las columnas, primera planas, editoriales con una sola tendencia, de encuestas cuchareadas”, expresó.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre