Bien, contento y como pez en el agua” se siente Héctor Suárez en “La señora presidenta”, una obra de teatro que lo mantiene más que activo y con la que llega este miércoles 30 de mayo al auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU), con dos funciones.

En una obra más para mi, con un grado de dificultad grave. Es un reto fuerte. Son una mujer y un hombre”, recordó en una entrevista con este medio al llegar a Puebla el martes para tener a “Martín” y “Martina” listos para salir a escena y contagiar de buen humor a la audiencia.

Me cambio trece veces tanto de hombre como de mujer, maquillarme, desmaquillarme. Luego el hermano se disfraza de la hermana, realmente son cuatro interpretaciones, es muy demandante. Por eso vale la pena ver la obra, por la interpretación que hace el actor”, dijo.

Hector Suárez viene de una gira de un show stand up que hizo al lado de su hijo Héctor Suárez Gomís, trabajo con el que se sintió cómodo, “si me ven en un escenario es porque estoy feliz, el stand up tiene su chiste, es apasionante la interacción con el público, jugar con sus sentimientos es muy interesante. No había hecho stand up y ya lo hice, ya hice radio, ya hice circo… no creo que me falte por hacer nada”, compartió.

Por años “La señora presidenta” estuvo en el imaginario popular, personificada por el fallecido actor Gonzalo Vega, en cuyo diálogo salen a colación temas políticos, situación que permanecerá, pues así es la obra originalmente, pues la protagonista tiene problemas con hacienda, algo que se aprovecha actualizando y tropicalizando el texto.

En el montaje aprovechamos ese momento para decir lo que sucede en México políticamente, pero es un  momento pequeño, la obra no es política, es cómica cien por ciento”, comentó el actor a propósito del tiempo electoral que atraviesa el país.

Acompañado de Eduardo España y Ana Ciocchetti, entre otros actores, Héctor Suárez está más que puesto para las presentaciones pactadas en esta entidad, pese a que trascendió que sufrió una caída y sin dar mayores detalles, mostrando vendajes en muñeca y pantorrilla, comentó: 

Así estoy trabajando, el show debe continuar, el público no tiene porque enterarse de eso, ellos pagan para que les diviertas, no deben darse cuenta que estás lastimado. Hay muchos chavos que hacen eso a propósito y chantajean a la gente… a mi no me gusta”, apuntó el histrión de 79 años de edad.

Con el proyecto, Héctor estará el tiempo que el público lo desee, ya se cumplieron las primeras doce semanas y porque la gente lo pidió, está por renovar el contrato. Los boletos están disponibles en taquillas del CCU con localidades entre 400 y 900 pesos, hasta la hora de cada función, a las 19:00 y 21:30 horas.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre