A once días de la elección, las autoridades no se han pronunciado sobre la solicitud para activar protocolos de violencia política en Puebla, lamentó la candidata a diputada federal del PVEM, Norma Pimentel.

Con el respaldo de la Barra Mexicana de Abogados, este miércoles la postulante recordó que a raíz de las amenazas que recibieron candidatas del Verde Ecologista durante campaña, las afectadas pidieron la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de ONU Mujeres para que analicen el caso de Puebla, y en consecuencia, hagan recomendaciones.

Sin embargo, dijo que hasta ahora ni las autoridades federales ni locales han fijado una postura al respecto, a pesar de que la violencia escaló en la entidad con el asesinato de la candidata a diputada local Juana Iraís Maldonado.

Dijo que adicionalmente ella presentó la queja respectiva por ser víctima de violencia política ante el Instituto Nacional Electorales (INE) y del Instituto Electoral del Estado (IEE), así como también pidió garantías de seguridad ante la Secretaria General de Gobierno (SGG).

Sobre este último punto, reveló que las amenazas en su contra no han cesado, al grado que ha dejado de responder las llamadas que recibe a su teléfono celular y en su domicilio.

“No sólo somos las candidatas las que tenemos temor, hay gente que también nos ha externado que tiene miedo de salir a votar por tantos hechos violentos que se han visto”, manifestó.

Apuntó que es importante que en la recta final de los comicios, la autoridad evite que se presenten más incidentes y que esta elección pase a la historia como la más violenta de Puebla.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre