Miles de personas disfrutaron del inigualable sabor de los molotes, al participar en la octava edición de la Feria del Molote, un antojito mexicano que en el municipio de San Pedro Cholula tiene como principales características el sabor,  la preparación y tamaño con la que se presenta este platillo.

Hemos venido a otras ediciones de la Feria y la verdad nos hemos quedado con las ganas de probar todos los sabores, los molotes son de un gran tamaño”, expresó Andrea Corona, quien asistió a este evento donde no importó esperar por más de media hora para hacer su pedido y probar la famosa “bomba”, el cual lleva una variedad de diversos ingredientes.

Este domingo fue un día excelente para los 38 expositores de este antojito mexicano, que tuvieron que trabajar a marchas forzadas para complacer a los miles de asistentes que desde las 11:00 horas se dieron cita. El momento de apogeo se vivió poco después de las 14:00 horas, cuando difícilmente se daban abasto para la preparación de los molotes ante la numerosa presencia de comensales.

Tal fue el éxito de esta feria, que a lo largo y ancho de la Explanada Soria – Xelhua se pudo observar un lleno en este escenario, además de que cada uno de los puestos colocados registraban largas filas de pedidos para saborear los molotes, no sólo los clásicos como papá, queso, o tinga, el cual fue uno de los más solicitados por el sabor dulce que presentaba. Sino de aquellos como el de camarón, huitlacoche, carne asada, además de que hoy los expositores prepararon una variante de un molote vegetariano con queso panela.

Otros tenían que esperar para ganar un lugar en esta feria y por ello, optaban por hacer su pedido y disfrutar de los mismos durante el recorrido por los puestos de artesanías, se apostaban bajo los árboles que rodean la Pirámide de Cholula y observaban el ritual de los voladores, disfrutando del sabor de los molotes.

La Chancla de oro, molotes Lulu, Molotes Blanquita, Molote Loco, Molote Feliz, Vertigo, fueron tan sólo algunos de los puestos que ofertaban este producto típico, el cual fue preparado en las mejores condiciones de higiene.

Aunque los molotes tradicionales tenían un costo de 30 pesos, esto no importaba a los comensales que se mostraron contentos al ver el gran tamaño de los mismos, el cual sobrepasaba el plato normal, y todo ello con el ingrediente preferido; mientras que el costo por la combinación de ingredientes llegaba hasta los 50 pesos.

A la par pudieron saborear de la gastronomía de la región ya que hubo puestos de cacao, pulque, pan, helado y los famosos muéganos y galletas que son exclusivas de la región.

“Es  muy tradicional en Cholula salir a comer los molotes por las tardes, por ello decidimos continuar con esta feria del molote en su octava edición donde no sólo disfrutan de los molotes tradicionales sino que hay variedades como el nopales con queso,  plátano macho con queso, arrachera”, indicó la titular de turismo en San Pedro Cholula, Graciela Herrera Tochomi.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre