El regidor del PRI, Iván Galindo Castillejos, calificó de prematuro el encuentro entre el excandidato tricolor al gobierno del estado, Enrique Doger Guerrero con la gobernadora electa Martha Erika Alonso Hidalgo, pues existe en puerta un proceso de nulidad que incluso podría dar paso a una nueva elección.

En entrevista, luego de incorporarse a sus funciones tras competir en la elección, dijo que una cosa es aceptar la derrota, pero otra muy distinta levantarle la mano.

“Cualquier tipo de pronunciamiento político es prematuro, nosotros como partido no somos tribunal electoral. Ustedes saben que hay un proceso de impugnación incluso cabe la posibilidad de que la elección se pueda repetir. Entonces, eso le corresponde a las autoridades, en tanto que no hay un fallo es prematuro levantarle la mano a cierto candidato o candidata”.

Iván Galindo también aceptó que la reunión entre ambos actores políticos afecta demasiado al PRI, y da paso a varias lecturas negativas, y se apostó por ser cautos en el proceso de impugnación que en este momento está analizando la autoridad electoral.

“Imagínense, existe la hipótesis de que se repita la elección. En qué papel estamos quedando. Claramente estamos marcando una tendencia a favor de cierta candidata, hasta cuándo y tanto no hay resultado oficial, el PRI no es actor calificado para reconocer triunfos de nadie”

A la par, se pronunció por la renovación de las dirigencias en los estados y a nivel nacional y se dijo respetuoso del trabajo tanto de Javier Casique en la dirigencia estatal y de Víctor Manuel Carreto en la municipal, pero es momento de la renovación.

“Respeto a la actual dirigencia como en el municipal, pero cuando terminen sus periodos debe haber una renovación”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre