Puebla tiene una red de 21 lactarios y cinco salas de lactancia en hospitales de todo el estado, cuya operación permitió recolectar en un año más de 7 mil litros de leche humana para alimentar a recién nacidos.

En la mayoría de los casos las madres de los infantes tienen dificultades para amamantarlos, informó la Secretaría de Salud del estado.

Además, en la entidad existe el único lactario móvil del país, y su labor facilita que las madres con elevada producción de leche, puedan ser donadoras.

Dicha unidad móvil visita los domicilios de las madres que deciden sumarse a la donación de leche, recolecta el producto y lo conduce para su procesamiento a alguno de los dos bancos de leche humana que existen en el estado: en el Hospital de la Mujer de la ciudad de Puebla, o en el Hospital de la Mujer y Neonatología, en Tehuacán.

La leche también es entregada a recién nacidos prematuros o con alguna otra enfermedad, para fortalecer su sistema inmunológico gracias a los nutrientes, vitaminas y minerales que obtuvieron durante la alimentación.

La dependencia estatal informó que el padrón de madres donadoras de leche humana es de 2 mil 283 que se sumaron a la iniciativa.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre