Con todo bajo control en cuanto a su salud se refiere y lamentando haber cancelado de manera abrupta el concierto en el Auditorio Metropolitano, Leo Dan se dijo listo para cumplir con el público de Puebla -el próximo 10 de octubre- y con México en general, un país al que considera su segunda patria. A Napoleón le agradeció infinitamente su comprensión.

“El ídolo de América” sostuvo un encuentro con medios de comunicación durante la mañana del miércoles para enviar el mensaje de que estaba más que listo para seguir subiendo a los escenarios. “Ya pasó y gracias a Dios no fue a mayores, gracias a esto me di cuenta que hay mucha gente que me quiere, porque me llamaron de todos lados”, reconoció.

La gira titulada Napoleón y Leo Dan en concierto llegaría a Puebla el pasado sábado 29 de septiembre; sin embargo, Leo, que es diabético, sufrió una baja de azúcar, pues, declaró, se confió en dejar de usar un aparato que tiene para medir sus niveles de azúcar. Aunado a eso, tuvo que viajar sólo y no hubo quien lo monitoreara.

“Quiero agradecerle a Napoleón que demostró ser amigo y vamos a estar juntos y esta vez no les voy a fallar. Dios está con nosotros, a veces las cosas suceden porque está bien que sucedan y si confiamos en Dios todo pasará para bien. Puebla es un pueblo lindo que yo quiero mucho, quisiera vivir aquí más tiempo por el clima tan bueno que tiene, que me favorece mucho”, añadió.

El regreso a los estudios de grabación de Leo Dan sucedió a partir del proyecto “Celebrando a una leyenda”, un CD más DVD con el sello de Sony Music, discográfica que propuso una serie de duetos con otros exponentes como Vicente Fernández, Rubén Albarrán, Ricardo Montaner, Kinky, Karina, La Original Banda El Limón, Palito Ortega, Armando Ávila, Pedro Fernández, Mariachi 2000, Matisse, Andrés Cepeda, Grupo Cañaveral, Luis Humberto Navejas, Jesús “Tuti” Martínez, Los Auténticos Decadentes y Los Caligaris.

El álbum ha sido todo un éxito y refrendó en el argentino su amor por la música, por los escenarios, pues confesó que hace 20 años que quería dedicarse a la música cristiana, pero, basado en su fe, escuchó a Dios para seguir en el camino de transformar vidas a través de sus canciones. Y es feliz de que las nuevas generaciones lo acepten. Para muestra las más de 500 millones de descargas que llevan sus canciones en plataformas digitales.

Leo Dan afirmó que su estancia en México se prolongará: “Fui el primer baladista que grabó con mariachis y ahora yo quisiera que recorran el mundo. No es que me quiera alabar pero he andado en toda América. En Argentina nunca hubo marichis y ahora hay por todos lados. En las fiestas, en todo hay. Yo he colaborado muchísimo con el ambiente del folclore mexicano. He compuesto tantas canciones para México… hemos colaborado y vamos a seguirlo haciendo, porque México es mi segunda patria”, concluyó.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre