En la localidad de Beristáin, perteneciente al municipio de Ahuazotepec, elementos de la Policía Federal detectaron tres vehículos con bidones cargados de combustible y una corta distancia dos conexiones ilegales a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los uniformados federales de la estación Huauchinango aseguraron las tres unidades, una con placas del Estado de México con mil 800 litros de combustible (gasolina); otra con placas de Puebla que tenía la misma cantidad y otra con reporte de robo del Servicio Público Federal (SPF) con 3 mil 700 litros.

Una vez asegurados los vehículos con el hidrocarburo robado, los policías ubicaron a cinco metros dos tomas clandestinas, motivo por el que se dio aviso a personal de la paraestatal para realizar la clausura respectiva.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre