Con la intención, en una primera etapa, de comprobar la tecnología a base de hidrógeno, el científico mexicano Arturo Rosas, desarrolló la primera bicicleta eléctrica experimental energizada por hidrógeno, y hecha a través de impresión 3D, con la cual se pretende generar conciencia y realizar una travesía para comprobar que funciona dicha tecnología.

Guillermo Mujica Mejía, impulsor de dicho proyecto, explicó que se quiso juntar las llamadas tecnologías de la cuarta revolución industrial en un artículo novedoso, de ahí que se creó la bicicleta Ollin bikers 500.

Explicó que para ello se implementa la impresión de 3D en fibra de carbono junto con la generación eléctrica limpia a través de una celda de combustible de hidrógeno.

Aseguró que dicha bicicleta experimental no existe aún en ningún otro sitio en Latinoamérica; solamente en Europa y Asia existen las compañías que ya trabajan en eso.

“Lo que estamos buscando es que la sociedad mexicana vea que de cierta forma es muy sencillo participar en la ciencia y tecnología”, precisó, al tiempo de detallar que el proyecto lleva cinco años de desarrollo.

A la fecha la celda de hidrógeno ya está patentada a través de Necno H2.

En ese sentido, informó que para dar a conocer la bicicleta con esas características y demostrar su viabilidad, del 12 al 18 de noviembre se realizará un recorrido de 500 kilómetros aproximadamente, saliendo de Santa Fe en la Ciudad de México hacia Copala, Guerreo.

Para ello se emprende una campaña para recaudar fondos y lograr obtener una cantidad de 700 mil pesos en un lapso de 45 días para dicho recorrido.

“Lo que invitamos es que la gente se meta a la página, www.ollin.nextia.xyz,  conozca el proyecto, y si no tiene dinero para invertir en el talento mexicano que está haciendo ciencia y tecnología que nos ayude a difundir el proyecto”, explicó.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre