El montaje “Cleopatra metió la pata” ofreció dos funciones en el Auditorio Metropolitano de está ciudad, logrando arrancar entre carcajadas, con las ocurrencias de los “Mascabrothers” y suspiros, con una irónica historia que se remonta al Antiguo Egipto, pero que no deja de sacar a colación detalles políticos, artísticos y sociales de la actualidad.

Luis de Alba con su personaje de “El Pirruris” fue el encargado de poner al tanto a la gente del lugar en que se situaba la historia y con un opening en el que atractivos bailarines y bailarinas daban la bienvenida a la audiencia, arrancó la primera presentación, en seguida aparecieron en escena Maribel Guardia y Ninel Conde, que con su look de egipcias, cautivaron.

Después salieron La Chupitos y Gustavo Munguía para seguir con el toque de humor. El asunto era que diversas legiones querían conquistar Egipto, desde los Persas hasta los Romanos, pero sus comandantes no contaban con el arma secreta de Egipto, la bella “Cleopatra”, hecha por Germán Ortega de una manera tal, que entre la elegancia, frivolidad y doble sentido, logró cautivar también a la audiencia.

Carlos Espejel y Lisardo, como comandantes de los Persas y los Romanos, respectivamente, no fueron la excepción en caer a sus pies. Sin embargo, “El César”, encarnado por Freddy Ortega, no cayó ante sus encantos, pero no porque “Cleopatra” mo fuera bella, más bien él traía otros gustos. La producción continuará de gira por el país por lo qie resta del año, para luego hacer temporada en la Ciudad de México.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre