De tres casos diarios que atiende el Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), únicamente una decide denunciar, en tanto que los dos restantes no lo hacen por miedo a sus parejas y porque la Fiscalía General del Estado (FGE) no está haciendo bien su trabajo.

La directora del organismo Catalina Pérez Osorio describió que el estado en el que llegan a pedir ayuda es desgarrador, pues casi todas llegan golpeadas en su gran mayoría por sus esposos, sin que el IMM tenga la capacidad para dar salida a sus denuncias porque esto es facultad de la FGE.

Detalló que el servicio es de acompañamiento, asesoría y vinculación a al DIF municipal si es que deciden acudir al refugio de víctimas en tanto se resuelve su situación.

“En estas tres semanas de gobierno estamos atendiendo por lo general de tres casos diarios, te digo que de estos, no denuncian dos y una sí. Es miedo, es el miedo de las mujeres a enfrentar la situación, y los mexicanismos que provee la justicia no están funcionando de manera adecuada. No es una responsabilidad del ayuntamiento si no de la Fiscalía, así que conminamos a la fiscalía a que agilicen sus trámites, que tengan sensibilidad de atender a las mujeres”.

Mencionó que no sólo han atendido a mujeres de la capital sino también municipios conurbados como Amozoc, Cuautlancingo, San Andrés Cholula, entre otros, debido a que no cuentan con una institución enfocada a atender los casos.

“Es evidente que los casos de mujeres maltratadas tiene un aumento alarmante. Hemos tenido casos extremos, los últimos dos domingos atendimos a jóvenes que huyeron de sus casas y el DIF las albergó porque sí fueron casos muy fuertes”.

Pérez Osorio, al final, explicó que para quienes no quieren denunciar se les da el seguimiento de los casos así como acompañamiento psicológico para ellas y sus hijos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre