Atlixco. La edición 2018 de la Villa Iluminada pretende dejar precedente en dos temas importantes, uno el cuidado del medio ambiente y el otro la inclusión laboral de personas con discapacidades.

En el primer caso, el creador de este evento, Ricardo Camacho Corripio, en entrevista señaló que a lo largo de toda la ruta se han colocado contenedores para la separación de basura, de tal forma que los desechos se seleccionen en papel, plástico y vidrio.

El expresidente y hoy directivo general de Blachere México, la empresa de luces, señaló que el compromiso es la reutilización en menos de 78 horas de la mayor parte de esta basura gracias a la selección que se solicita a los visitantes realizan al momento de ponerla en los botes.

Además de que se ha invitado a todos los vendedores de comida de la Villa Iluminada a no usar desechables, para evitar una generación mayor de basura como resultado de este evento turístico; “los hemos invitado a usar vasos de barro, jarritos, tazas, platos de cerámica, de plástico no desechable, en fin, la idea es que sea un evento ejemplar en el manejo de los residuos y en la poca producción de los mismos”, indico Camacho Corripio.

El segundo punto de suma importancia es la inclusión laboral de personas miembros del club Rodando Juntos, hombres y mujeres que por diversas circunstancia usan sillas de ruedas para desplazarse.

Ellos se encargan de recibir el boletaje para poder ingresar al espectáculos de Nikolaus, la leyenda, esto fue un logro del trabajo conjunto entre el club, la regiduría de grupos vulnerables, igual de género y personas con discapacidad encabezada por Evelia Mani Rodríguez, quienes se acercaron al secretario del comité de Villa Iluminada Luis Bonola Váldez, para poder ser parte de este evento.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre