La gobernadora electa Martha Erika Alonso estuvo ayer en la ciudad de México para exigir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que se ajuste a la ley y falle a su favor en la sesión que ocurrirá en los próximos días, sobre todo después de la polémica publicación del proyecto de sentencia del magistrado José Luis Vargas.

Estuvo acompañada por el líder nacional del PAN, Marko Cortés, quien anunció que solicitó una reunión con los magistrados de la Sala Superior del TEPJF para exigir que se respete el voto de los poblanos.

A la conferencia de medios asistieron el coordinador de los diputados federales del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, Max Cortázar y el vicecoordinador de los senadores albiazules, Mauricio Kuri González.

Alonso Hidalgo señaló que “acudiremos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que a través de una medida cautelar se garantice el debido proceso legal, el acceso efectivo a la justicia y la independencia de los tribunales para la resolución definitiva del caso, con estricto apego a la observancia de los Derechos Humanos, principios democráticos y sin intervención de agentes o factores externos”.

Bueno, mientras eso se define y los magistrados votan y emiten su decisión, en diversos espacios de decisión del congreso local, en la ciudad de México y en las dirigencias nacionales de los partidos se está analizando el nombre de quien podría ocupar la gubernatura interina, en caso de anularse la elección.

Así pues, el nombre que puedo decirle está en primer lugar de las opciones es el de Carlos Meza Viveros, exsecretario de Gobernación del estado, abogado por la BUAP que ha ganado innumerables casos.

Fue el abogado que presentó el amparo contra la reforma energética, tiene 20 años de amistad con Miguel Barbosa, cercanísimo a Manuel Bartlett –con quien ganó una demanda de Javier Lozano por daño moral-; y jurista reconocido a nivel nacional.

Eso, en caso de que se anule la acción, por supuesto.

Desde los corrillos:

Por cierto que les salió el tiro por la culata a los diputados poblanos, quienes salieron en defensa del magistrado del TEPJF, José Luis Vargas Valdez.

Desde la Cámara Alta, los legisladores federales acusaron que el PAN quiere desprestigiar el proyecto de sentencia que hizo público el magistrado Vargas Valdez, en que solicita la anulación de la elección a gobernador de estado de Puebla.

Pero todo les salió mal; los diputados federales fueron exhibidos por la prensa al recordar que el diputado Saúl Huerta Corona presentó el pasado 18 de octubre un punto de acuerdo en el que solicitaba que Vargas Valdez se abstuviera de participar en la impugnación de la elección a gobernador por un presunto conflicto de intereses.

El legislador no supo qué responder y sólo se limitó a decir que fue parte de una estrategia.
El que de plano se fue de la conferencia de prensa tras ser exhibidos como convenencieros fue su líder de bancada Mario Delgado Carrillo, quien tampoco respondió a la prensa.

Gracias y nos leemos el viernes.

O antes si lo amerita.

Twitter: @erickbecerra1

Face: @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre