El presidente de la Red Mexicana de Franquicias, Francisco Lobato Galindo, consideró inviable que los mandos medios y superiores de la administración pública federal se vayan al sector privado, ante el desplome de sus sueldos que no deberán ser mayores a los 108 mil pesos mensuales que cobra el presidente de la República.

Lo anterior, estimó el representante de las franquicias, es por que las empresas carecen de liquidez para enfrentar un fenómeno de esa naturaleza, pues son unos 317 mil funcionarios quienes tenían salarios superiores, conforme registros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ponderó que muchos de los funcionarios “tienen un estigma de corrupción” e insistió que 98 por ciento de las empresas son micros, pequeñas y medianas y virtualmente nadie gana salarios superiores a los 100 mil pesos.

Las remuneraciones fluctúan entre 200 mil y 222 mil pesos mensuales para secretarios, subsecretarios, oficiales mayores y directores generales, los cuáles se verían disminuidos con la iniciativa presidencial de Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que nadie gane más que el Ejecutivo Federal, lo que derivó ya en amparos en el caso de Magistrados del Poder Judicial.

El Tabulador de Sueldos y Salarios Brutos del Presidente de la República y de los Servidores Públicos de Mando y de Enlace de las Dependencias y sus Equivalentes en las Entidades, con vigencia a partir del 1 de enero de 2018, refiere que, en el caso del salario del presidente, se incrementó 5.8 por ciento, con lo que al mes percibía 222 mil 261 pesos.

En tanto los secretarios de estado percibían 218 mil 568 pesos mensuales y los subsecretarios, 217 mil 257 pesos, mientras que los oficiales mayores, 206 mil 980 pesos y los directores generales percibirían un salario de 207 mil pesos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre