Yeidckol Polevnsky, lideresa nacional de Morena, anunció que “seguramente sí, será Miguel Barbosa, nuestro candidato (a la gubernatura de Puebla)”. Vamos a seguir respaldando a Miguel Barbosa. Él ganó. A él le robaron la elección”, afirmó en una entrevista banquetera otorgada en Villahermosa, al acompañar a Adán Augusto López a asumir la gubernatura de Tabasco.

Sin embargo, yo tengo algunas reflexiones sobre el tema.

  1. La presidenta del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador no afirmó que Barbosa vaya a ser el candidato. Dijo que “seguramente sí será”. Es decir, que sabe que no está tomada la decisión.
  2. No está resuelta esa decisión, entre otras cosas, porque se supone que su partido es democrático y en esa lógica tendría que ajustarse a los procedimientos democráticos establecidos en su regulación interna.
  3. Esto es: la dirigencia de Morena tendrá que ajustarse a sus estatutos y con base en ellos postular a su candidato. Aunque claro, puede ser que de nueva cuenta hagan la broma de la consulta mediante “encuestas” (cuya metodología, fecha de aplicación, empresa y matemáticos que desarrollan el muestreo, el tipo de fórmula a determinarlo y por supuesto la aplicación nunca difundieron en el caso de las postulaciones del 2018) para determinar el nombre de su abanderado.
  4. Pero si asumimos que la decisión de Yeidckol es la decisión de Andrés Manuel López Obrador y ésta ya está tomada, pues entonces supondríamos que en efecto, la decisión ya está tomada. Y ahora sí, aunque aplicaran una encuesta válida y seria seguramente Barbosa ganaría porque acaba de hacer una campaña estatal y su presencia en todos los medios locales (incluido Síntesis, por supuesto) le elevó el nivel de conocimiento y su nivel de aprobación o posibilidad de voto creció en consecuencia de su posicionamiento y su asociación a la postulación de AMLO.
  5. Otra reflexión es que seguramente el imaginario colectivo de Puebla no verá con buenos ojos que Miguel Barbosa sea postlado por Morena a la gubernatura del estado, principalmente después del trágico siniestro en el que perdió la vida la goberadora de Puebla, Martha Erika Alonso. Digamos que se ve feo que Barbosa sea el candidato. Así lo expresaron en redes sociales (no los bots) los ciudadanos que vieron la noticia en diferentes cuentas y yo hablo por lo repercutido en las mías.
  6. Pienso que a Morena no le parece importar las formas, pues su líder, el presidente, fue grosero con Puebla al negarse a visitar al estado y al “acatar” pero calificar de antidemocrática la decisión del TEPJF e incluso aseguró, igual que Yeidckol, que hubo fraude electoral.
  7. Pienso que Morena está pagando a Barbosa lo que le debe; y por lo que se ve, le debe mucho. Pero esa decisión, que será la primera decisión electoral del presidente AMLO ya en funciones, puede costarle su primer descalabro.
  8. Dice Yeidckol que la elección deberá coincidir con el resto de elecciones del país: el 2 de junio en Aguascalientes se elegirá a 11 ayuntamientos; en Tamaulipas y Quintana Roo los congresos locales; Durango renovará sus 39 ayuntamientos, y Baja California elegirá a su gobernador, diputados y 5 ayuntamientos. Está claro que buscan juntar todas estas elecciones para tratar de alargar el fenómeno AMLO que se constituyó en una ola electoral fulminante el año pasado.
  9. Pienso que juntar las elecciones es un arma de dos filos para Morena: si la ola AMLO sigue vigente y alta la aprobación ciudadana en esas demarcaciones, conseguirán seguramente una importante victoria. Pero en contraste, en caso de que la esperanza de recompensa de los electores sea desfavorable en los primeros seis meses de gobierno de AMLO, más bien será un lastre.
  10. Termino: no creo que en Morena en Puebla los actores políticos propios y extraños estén contentos con esta decisión. No creo que los poblanos que no votaron por Barbosa el año pasado ahora sí lo hagan. No creo que haya habido fraude en la elección porque le creo, yo sí le creo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que la idea del fraude fue una jalada. Eso sí: creo que postular a Barbosa es una muy mala señal para Puebla y una descortesía política más de Andrés Manuel.

Desde los corrillos:

Una vez allanado el camino de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2019 resuelto en los primeros minutos del 31 de diciembre en el congreso del estado, vienen varias decisiones fundamentales que deben tomar los legisladores.

  1. Hay un bloque de iniciativas legislativas que están en espera de regresar de comisiones al pleno para aprobarse.
  2. Otra decisión altamente relevante es el análisis de los nombres propuestos por los diferentes grupos parlamentarios para designar al gobernador interino que deberá gobernar dentro de unos días hasta que se resuelva la elección extraordinaria.

En ese sentido, me asombra la postura del Grupo Renovación del PRI que propuso a Guillermo Pacheco Pulido para como gobernador interino.

Sin pronunciarme a favor o en contra de Pacheco –personalmente creo que no sería una mala opción, pero lo veo muy cercano a Morena- sólo pregunto: ¿De qué lado está este grupo Renovación? ¿Del PRI o de Morena?

Gracias y nos leemos el viernes.

@erickbecerra1 en Twitter y @erickbecerramx en face

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre