Aunque la cuestión es, si es buena o no la estrategia ante la falta de combustible que se vive en algunos estados, el Plan de lucha contra el huachicol que emprendió el gobierno federal es viable para enfrentar la mafia que hay desde Petróleos Mexicanos (Pemex), coincidieron los rectores de la Universidad Iberoamericana de Puebla y de la Universidad Popular Autónoma del Estado (Upaep), Fernando Fernández Font y Emilio José Baños Ardavín, respectivamente.

El primero explicó que es loable que Andrés Manuel López Obrador haya dicho que quiere afrontar el robo de combustible, aunque confía que dicha estrategia no sea una simulación. “Bendito Dios que alguien se está metiendo a una de las fuentes más fuertes de corrupción”.

 

“Qué bueno que se enfrente el huachicol; ya se daba a conocer toda la corrupción que hay en Pemex, desde arriba, había como dos Pemex, uno que manda el huachicol y el otro que aparentemente estaba ahí, era una vinculación que no se puede dar si no hay una vinculación ahí”, precisó.

 

No obstante, cuestionó el hecho de que si cerrado ductos y transportar la gasolina en pipas sea la mejor manera de evitar el robo de combustible.

 

Fernández Font, pidió al Ejecutivo Federal que vaya hasta las últimas consecuencias en esta lucha, y no que sea una simulación o acto para justificarse.

 

Ante el desabasto, indicó que su hipótesis es, por una parte, no descarta que dentro de las mafias que hay en Pemex, ellos mismos reduzcan el material para poner en evidencia a López Obrador y hacer que fracase su plan.

 

Sin embargo, insistió en que no se puede seguir con el desabasto de combustible porque “paraliza” muchas actividades.

 

Poca previsión

A su vez, el rector de la Upaep, Emilio José Baños Ardavín, dijo que el robo de hidrocarburos es un problema nacional, grave y de primer orden, “hay que aplaudir que se le esté dando prioridad, aunque lo que sí llama la atención es la poca previsión que ha habido respecto a la implementación de la estrategia”.

Espera en que haya esa capacidad de corrección y de reacción inmediata ante el desabasto de gasolina, como se está dando. “Está en juego el cuestionamiento si es la mejor forma de combatirlo”.

Pero, destacó la acción de enfrentar el robo de combustible por parte del gobierno federal.

Dijo que el lastre que se tiene es que existe una impunidad tremenda que se ha venido desarrollando para robar gasolina.

“Lo primero que se tiene que hacer es impartir justicia”, resaltó el directivo, y aclaró que en pocos días no se puede solucionar el problema del huachicol, esquema que llega gestándose desde hace años.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre