Esta semana ha estado en México José Ángel Gurria, Secretario General de la OCDE, desde hace 14 años, cargo en el que ha sido reelecto por dos ocasiones. Llegó después de haber sido Secretario de Hacienda con una trayectoria profesional relevante.

Presentando resultados de sus actividades de apoyo para el desarrollo institucional, como es el caso de las compras consolidadas en el IMSS:

Es economista, durante un buen tiempo presidente de la Asociación de Egresados de la Facultad de Economía de la UNAM, en la que desempeñó un papel relevante apoyando la especialización de los egresados de la Facultad.

Esta semana tuvimos en la ASF la oportunidad de tener una Reunión de Trabajo muy relevante, con la participación del staff directivo de la sede en México de esta organización Internacional y del personal directivo de la Auditoría Superior.

La OCDE con la presidencia de José Ángel ha dedicado una parte importante de su trabajo a apoyar las acciones de fortalecimiento institucional de nuestro País.

En su visita se destacó la relevancia de los estudios de la OCDE en favor del combate a la corrupción y buenas practicas, como los referentes a las compras públicas del IMSS, ISSSTE, PEMEX y CFE entre otras, con estupendos resultados particularmente en el caso del Seguro Social. Se mencionó el estudio que hizo recientemente sobre el Gobierno de Oaxaca a solicitud de las autoridades estatales.

Se comentaron los beneficios que para la fiscalización en México hasta el momento ha tenido la cooperación entre ambas instituciones. En particular, se puso énfasis sobre el informe que emitió la OCDE respecto a la implementación de nuestro Sistema Nacional de Fiscalización y en particular sobre la ASF.

Se destacó el momento que vive México el cual históricamente es inédito en el cual el mandato popular es claro: combate frontal a la corrupción.

En este escenario, la ASF juega un papel clave al ser la columna vertebral del combate a la corrupción en México dada su autonomía y su transversalidad en los 3 órdenes de gobierno y los 3 poderes.

Ante lo anterior, la responsabilidad y el reto para la ASF son de suma trascendencia, no deben presentarse esquemas de medias tintas y el que la hace la deberá de pagar, pero el que quiere hacer las cosas bien debe ver a la ASF como un aliado.

El control de la corrupción no solo es parte de las instituciones de gobierno, los casos multinacionales y el pago “de cuota” por parte de las empresas también debe ser frenado. Fortaleciendo las compras públicas consolidadas aprovechar las mejores prácticas, así como la disponibilidad de capacidades, reconociendo las disparidades estatales.

Por esto el reto en las Entidades Federativas y municipios es mayúsculo dado que es en estos órdenes de gobierno donde se han dado grandes abusos en el pasado reciente, de ahí la importancia de la presencia de la ASF en la actividad preventiva y capacitación con los nuevos alcalde y gobiernos estatales.

Además de lograr que Entidades Federativas y municipios hagan un uso correcto de los recursos públicos, se deben alinear correctamente los incentivos para empoderarlos y que logren potencializar la captación de recursos propios.

Es por esto que la OCDE y la ASF harán sinergia permanente para implementar en México las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia y combate a la corrupción.

De fracasar en lograr resultados públicamente perceptibles en el corto plazo, la ciudadanía no recuperará la confianza en el servicio público.

Me invitó y acepte a participar en la Alianza de Auditores de la OCDE que se compone de auditores superiores y auditores internos, éstos últimos de los ámbitos público y privado, de una gran cantidad de países.

Para una buena fiscalización de recursos se requiere un buen conocimiento de los procesos, que trabaje en el ex ante “lo que busco” y no en el ex post “lo que encuentro”.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

COMPARTIR

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre