Trabajadores despedidos por Antonio Gali y Luis Banck decidieron trasladarse al zócalo de Puebla y liberar el acceso principal de palacio Municipal como una muestra de voluntad y dialogo hacía las autoridades municipales.

Desde el jueves 3 de enero, un grupo de despedidos iniciaron una manifestación pacífica con el fin de lograr la reinstalación de 27 bases laborales que fueron arrebatadas en la pasada administración.

El sábado por la tarde se movieron hacia la plancha de la plaza de armas y dieron como máximo tres días para responder a sus exigencias.

Ya hubo un acercamiento con los asesores y por eso nos trasladamos acá a la plancha como un gesto de buena voluntad y sí queremos que se nos resuelva nuestro asunto, nos pidieron que nos moviéramos y lo hicimos”, comentó.

En caso de no haber solución nuevamente se moverán a la puerta de palacio municipal, añadieron.

“Ellos ya saben la situación legal y política desde hace tres meses, de ahí que tienen los elementos para solucionar nuestras peticiones”.

Manifestaron que solo están esperando la respuesta para el miércoles o jueves y si no la hay regresarán más radicales, omitiendo las acciones.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre