Ver nuevamente a las estrellas de “La Casa de Papel” detrás de sus características máscaras con el rostro de Salvador Dalí podría convertirse en algo complicado, luego de que una fundación decidiera preparar una demanda en contra de la serie. 

La Fundación Gala-Salvador Dalí está lista para presentar una querella de manera legal por el uso de los derecho de la imagen del pintor surrealista a través de esta máscara.

Por medio de un comunicado oficial añadieron: “Estamos en vías de regularizar los usos del derecho de imagen de Salvador Dalí. La fundación tiene asignada la gestión en exclusiva por parte del Estado español de los derechos inmateriales derivados de la obra y de la persona de Salvador Dalí”. 

El documento continuaba enunciando: “No se trata tan sólo de un tema económico…Cualquier persona que desee ejercitar o explotar alguno de estos derechos debe contar con la autorización previa de la fundación. Y si la fundación tiene conocimiento de que estos derechos se han vulnerado, se intenta reconducir la situación, exigiendo que se regularicen los usos no autorizados”.

La asociación que fue creada en 1983 por el propio artista Dalí y mantiene la misión de fomentar, proteger y defender su legado y su imagen.

La plataforma de streaming Netflix, la encargada de producir la serie española aseguró que desde un inicio estaban entre el rostro de Quijote y Dalí, y que no existía ningún reclamo con carácter legal que diera indicios a que el pintor tenía algún tipo de derechos de autor.

La productora Vancouver Media, a la cual le fueron comprados los derechos de la serie agregó: “Se encargó a un artesano que hiciera una caricatura ex profeso para la serie y se planteó si había que pedir permiso, pero nuestro equipo jurídico recomendó que no era necesario al tratarse de una caricatura”. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre