Un toma clandestina de gas LP fue localizada en unos terrenos del municipio de Acatzingo, motivo por el que la autopista Puebla-Córdoba fue cerrada a la circulación por varias horas y reabierta la mañana de este martes.

La tarde del lunes, autoridades estatales y federales acudieron al lugar ante el reporte de una fuerte fuga del combustible y posteriormente otra a unos 500 metros donde quedó una máquina.

Tanto personal de Protección Civil Estatal como de Petróleos Mexicanos (Pemex) iniciaron los trabajos para controlar y sellar la perforación ilegal del ducto, tomando conocimiento personal de la Seido.

Elementos de la Policía Federal, de la división de Gendarmería y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizaron acciones preventivas, cerrando la autopista en ambos sentidos.

La autopista Puebla-Orizaba no fue reabierta sino hasta pasadas las 9 horas de este martes, mientras siguen los trabajos para controlar la fuga.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre