José María Sosa Álvarez fue sentenciado a 16 años y seis meses de prisión por los delitos de homicidio simple intencional y aborto en agravio de Paulina Camargo Limón, cuyo cuerpo no fue localizado.

El Juez Tercero Penal dictó sentencia condenatoria luego de un proceso de más de tres años y fue ayer martes que se notificó a Chema y su defensa, quien apelará el fallo.

Fue el 25 de agosto cuando Paulina Camargo, quien estaba embarazada, fue vista con José María Sosa en Plaza del Sol de Circuito Juan Pablo II y calle 18 Sur, pues acudirían a una consulta médica.

Sin embargo, ambos presuntamente se trasladaron al departamento de José María en La Margarita, donde la privó de la vida y posteriormente arrojó su cuerpo en un contenedor de basura.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) estuvo varios días en el relleno sanitario de Chiltepeque realizando la búsqueda del cuerpo sin lograr su localización.

José María Sosa permaneció en prisión pese a los amparos promovidos por su defensa por diversas inconsistencias de la Fiscalía.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre