Tehuacán. Cero tolerancia al comercio informal en el Centro Histórico de Tehuacán, declaró el presidente municipal, Felipe de Jesús Patjane Martínez, tras la gresca registrada el pasado miércoles entre ambulantes, alineadores y policías municipales.

Al fijar su postura en torno a tales hechos, el alcalde sostuvo que la violencia fue provocada por los vendedores, luego de que el grupo liderado por Guadalupe Tecua Temaxte no respetara el convenio pactado.

Reiteró que por ningún motivo se permitirá la instalación de comerciantes y que si reinciden se aplicarán los métodos que sean necesarios para hacer cumplir los acuerdos tomados en bien de los tehuacaneros.

Agregó que de ser necesario se ordenará la presencia policiaca en los puntos detectados como conflictivos, lo que por el momento no se ha hecho.

“Que quede claro, si ellos continúan rompiendo los acuerdos tomaremos las decisiones que tengamos que tomar (…), pero tampoco los vamos a andar persiguiendo”, acotó.

Dijo que los encargados de Fomento Comercial han tenido reuniones con los líderes comerciales y, por su parte, ya platicó con la directora del área, que es con quien tiene que hablar para conocer la situación, buscar alternativas de solución y girar las indicaciones pertinentes.

Agregó que en caso de recibir alguna recomendación por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, se darán a la tarea de contestar en tiempo y forma sus observaciones y hacer ver que los primeros que no respetaron los derechos humanos fueron los ambulantes, pues incluso incurrieron en el uso de gas lacrimógeno, y ellos (la autoridad municipal) solamente reaccionaron.

Detalló que las calles se mantendrán limpias y los operativos seguirán realizándose todos los días, sólo se permitirá que vendan sus productos mientras caminan o deambulan, esto en tanto se termina la construcción del corredor gastronómico.

 

Se pronuncian Ong´s contra violencia

Por otra parte, tres organizaciones de la sociedad civil organizada y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (Strm) Sección 41, se pronunciaron en contra de todo acto de violencia perpetrado hacia el sector femenil e hicieron un llamado al alcalde a no utilizar a la policía municipal para reprimir a las trabajadoras indígenas.

Al respecto, Rocío Sánchez Vargas, integrante del Colectivo de Obreras Insumisas “To tlaktole calaki mo yolo”, filial de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, reprobaron el hecho referido, llamaron a la ciudadanía a unirse ante cualquier abuso de autoridad y pidieron al Instituto Poblano de la Mujer (IPM) que se pronuncie y condene la violencia ejercida en contra de mujeres indígenas de esta región.

Pidieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) que investigue y señale a los responsables de tal abuso de poder, asimismo, solicitaron al Congreso local que emita un extrañamiento al gobierno municipal por la violencia y represión perpetrada en agravio de mujeres de extracción indígena.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre